Tánger

La ubicación estratégica de la ciudad marroquí de Tánger ha atraído a lo largo de los siglos a las mayores potencias de la historia. En el estrecho de Gibraltar, el puerto de Tánger conecta África con el Mediterráneo y es una de las escalas más importantes del país, una verdadera encrucijada cultural y económica entre Europa y Marruecos

Los cruceros Costa por el océano Atlántico atracan en sus muelles para que puedas descubrir la ciudad. La medina será el primer destino de tu viaje a Tánger. Las calles estrechas se dirigen con un laberinto de casas y pequeñas plazas hacia la colina con vistas al puerto. Aquí, en una posición elevada, también se encuentra la kasbah, la fortaleza que fue la residencia del sultán. El corazón del casco antiguo es la plaza del Pequeño Zoco, muy cerca de la Gran Mezquita. La plaza del mercado, el Grand Zoco, separa la medina de los barrios de la Ville Nouvelle. Caminando por la Place de France, tu visita a Tánger te llevará de vuelta a la década de 1930 y al ambiente francés que la ciudad vivió en esa época. Aquí podrás disfrutar de algunas compras, relajarte en uno de los muchos locales, o instalarte en la Terrasse des Paresseux para disfrutar de la mejor vista del puerto de Tánger.

No te pierdas estos lugares durante tus vacaciones en Marruecos:
• El Gran Zoco de Tánger
• Medina de Tánger
• Avenida Mohamed VI