Santorini

Los acantilados de la isla de Santorini brillan con el blanco resplandor de las poblaciones que desde lo alto de la cima dominan el Mediterráneo.

Al llegar al puerto de Santorini no podrás evitar fijarte en la laguna que rodea esta isla volcánica. La armonía entre el azul cristalino del agua y los pueblos blancos situados en la parte superior de los acantilados es excepcional. Aprovecha la estancia en Santorini para ir a sus playas de lava. Su color negro las hace lugares realmente espectaculares. Los amantes de la arqueología no deben perderse una visita al Museo de Akrotiri. Las excavaciones han desenterrado ruinas minoicas y una ciudad en la civilización de las Cícladas.

No puedes perderte:

• El pueblo mágico de Oia

• La excursión por las laderas del volcán de Santorini

• Las ruinas de Akrotiri