San Cruz de Tenerife

Si te apetece mar, relajación y arte contemporáneo, un viaje a Santa Cruz de Tenerife, en las Islas Canarias, es la solución ideal. 

La capital de la isla de Tenerife es una ciudad tranquila, que se encuentra entre las mejores del mundo respecto a calidad de vida, a pesar de que su puerto es, desde los tiempos de las grandes colonizaciones, uno de los más importantes y con mayor tráfico de España. Durante un crucero a Santa Cruz de Tenerife, tendrás la oportunidad de ver de cerca las momias de los guanches aborígenes, los primeros habitantes de la isla hace más de dos mil años, en el Museo de la Naturaleza y el Hombre. El corazón social de la ciudad es la plaza de España, con una majestuosa fuente central del tamaño de un lago artificial. Desde la plaza se puede pasear por la zona de tiendas y llegar al hermoso auditorio diseñado por Santiago Calatrava, una obra arquitectónica cuyas líneas modernas destacan sobre el azul del océano. Otra joya que no te puedes perder en tu viaje a Santa Cruz de Tenerife es el museo de arte contemporáneo TEA. También vale la pena acercarse al mercado de “La Recova”, resultado de la restauración del antiguo mercado del siglo XIX y, hoy en día, un gran lugar por comprar productos frescos locales.

No puedes perderte:
• Auditorio de Tenerife
• Mercado de Nuestra Señora de África
• Círculo de Amistad