Reikiavik

Ardiente y helada al mismo tiempo, hogar de elfos y sagas épicas: un crucero por Reykjavik, la capital de Islandia, ¡solo puede dejarte sin palabras por su fervor! Géiseres humeantes, volcanes enfurecidos, pero también apasionantes bistrós con platos típicos, para auténticos valientes: ¿prefieres carne de tiburón o el famoso pudín de hígado? Tal vez sea mejor dejar la ardua sentencia para la posteridad y disfrutar de la Laguna Azul o de la sorprendente naturaleza del Parque Þingvellir, patrimonio de la UNESCO.

Navegando a través de espectaculares paisajes en las rutas de los antiguos vikingos, llegarás a a la capital, Reikiavik. Perfectamente inmersa en la naturaleza, es uno de los destinos imperdibles de Islandia, hogar de museos y galerías de arte vanguardistas. Durante un tiempo se la llamó la "bahía de humo" por las fuentes hidrotermales que se encuentran cerca del puerto de Reikiavik. Justo en el corazón de la ciudad se puede admirar el lago Tjörnin. Dedica un rato a visitar el jardín de las esculturas en la capital islandesa incluido el parque que se encuentra dentro. Un museo al aire libre donde se ha recreado un pequeño pueblo antiguo.

No te pierdas estos lugares durante tus vacaciones en Islandia:

• Jardín de las esculturas

• Museo al aire libre de Elliðaárdalur

• Visita al lago Tjörnin

Excursiones que no te puedes perder

Algunas de las experiencias más apasionantes que puedes vivir en un crucero.