Puerto de Mahón

Menorca es una de las islas Baleares españolas, situadas en el mar Mediterráneo. Menorca, la isla de la tranquilidad y con el mar más espectacular de Europa, fue declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco.

Es una tierra llena de encanto, cuyas características naturales e identidad cultural se mantienen intactas. Los romanos bautizaron la isla como “Menor” para diferenciarla de la “Mayor” de las Baleares. La historia del puerto de Mahón es interesante y tormentosa, y sus orígenes son antiquísimos, incluso prehistóricos. Con un clima templado durante todo el año, Menorca recibe la mirada de quienes la visitan con las suaves formas de sus paisajes y la arquitectura de sus casas blancas que descienden hasta el mar. El verde de la vegetación salvaje contrasta con la transparencia de las aguas y crea sorprendentes efectos de color. En sus 50 km de largo, se extienden cerca de 80 playas, cada una más encantadora que la anterior, con una infinidad de pintorescas calas para explorar. La isla también ofrece sorpresas inesperadas: una historia milenaria, una gastronomía cultivada y un arte ecléctico. Estamos seguros de que te encantará. 

No puedes perderte: 

• Las calas de la costa y las piscinas naturales de Macarella y Macarelleta.

• Cala Pilar, una playa roja en forma de concha, rodeada de bosques y pinares. 

• Los yacimientos arqueológicos. El poblado talayótico más famoso es el de Trepucó.