Palermo

Durante tu crucero por el Mediterráneo ¡Palermo te espera! Déjate abrumar por la fascinación árabe y normanda de la arquitectura y piérdete entre los aromas del mercado de Ballarò mientras paseas con un granizado en la mano. O una arancina a la mantequilla. O un pane e panelle. Bueno... ¡la verdad es que aquí la comida callejera no falta!

Hoy en día, es un destino de los cruceros para descubrir Sicilia, pero en el pasado fue una tierra de conquistas que han dejado una marca artística en la ciudad. El momento de máximo esplendor del puerto de Palermo tuvo lugar durante la dominación árabe-normanda del siglo IX. Palermo goza de tanto interés y belleza que jamás de cansarás de admirarla. Todo ello se vuelve más dulce gracias a los famosos “cannoli” y las cassatas sicilianas. La parada en el puerto de Palermo te permite descubrir la belleza de sus vestigios medievales, cuando fue dominada por los árabes antes de ser conquistada por los normandos. El Palacio de los Normandos y su extraordinaria Capilla Palatina, la catedral de Palermo y la de Monreale, son joyas arquitectónicas que combinan los estilos romano, árabe, normando y bizantino. Pero también el jardín botánico y los sorprendentes banianos de troncos exuberantes te dejarán un recuerdo inolvidable de la ciudad.

 

No te lo pierdas durante tu parada en Palermo:

• El Palacio de los Normandos

• La Capilla Palatina

• Las Catacumbas de los Capuchinos

Excursiones que no te puedes perder

Algunas de las experiencias más apasionantes que puedes vivir en un crucero.