Nápoles

¿Ver Nápoles y morir? ¡Nosotros te devolvemos sano y salvo a bordo de nuestro crucero! Pero no te pierdas ninguna de sus bellezas: de Spaccanapoli a la Plaza del Plebiscito, de la misteriosa estatua del Cristo Velato a los animadísimos Quartieri Spagnoli, ¡disfruta esta ciudad viva y alegre con el Vesubio al fondo y saboreando un babà, pescado frito o una pizzarella frita. Visita este rincón de Italia en crucero.

El puerto de Nápoles se encuentra en el corazón de la ciudad; de hecho, se puede llegar fácilmente al centro urbano a pie. Un crucero a Nápoles, ciudad símbolo de Italia, te sumergirá en un universo de sabores y tradiciones construidos a lo largo de casi tres mil años de historia. Una excursión por Nápoles es como una visita a un museo al aire libre custodiado por las majestuosas laderas del Vesubio. La verdadera alma de la ciudad es Spaccanapoli, en el viejo corazón de los decumanos, las calles creadas en la época grecorromana que ahora están repletas de motos y talleres artesanales. Hacer un viaje a Nápoles y no entrar al menos en una de las más de quinientas iglesias que salpican el casco antiguo sería un sacrilegio. Aprovecha la escala para visitar Pompeya. Se te ofrecerán dos excursiones para sumergirte en el corazón de la historia y visitar las ruinas de esta antigua ciudad romana. Luego, déjate encantar por la belleza de los paisajes entre la colina de Posillipo y el Vesubio. Si quieres hacer compras, pásate por Spaccanapoli, arteria principal de la ciudad.

 

No te pierdas estos lugares durante tu estancia en Nápoles:

• El Castel dell’Ovo

• El sitio arqueológico de Pompeya

• La iglesia de Gesù Nuovo

Excursiones que no te puedes perder

Algunas de las experiencias más apasionantes que puedes vivir en un crucero.