Mykonos

Crea magníficos recuerdos sumergido en la Pequeña Venecia y entre los floridos balcones del pueblo de Ano Mera, pero no te pierdas delicias como el faro de Armenistis y los molinos de viento de Kato Myli. Pero Mykonos, la más fresca y festiva de las islas griegas, sobre todo, ofrece fantásticas playas para disfrutar día y noche, desde el bronceado en la de Elía hasta los DJ de Paradise Beach. ¡Prepárate para que las horas se te queden cortas!

El mar de las Cícladas es maravilloso y las playas no se quedan atrás, con la agradable peculiaridad de estar entre las más fiesteras del archipiélago. Después de atracar en el puerto de Mykonos, déjate fascinar por las numerosas calas, playas y acantilados naturales de esta espléndida isla. Podrás relajarte en el mar limpio y azul de Paradise Beach, y por la noche podrás dejarte llevar por el ritmo de esta isla cosmopolita y juvenil. El barrio portuario, el Kastro, se conoce como la “pequeña Venecia”. En sus callejones, tiendas y trattorias se alternan con casas blancas con puertas y ventanas azules. Un viaje a Mykonos es una ocasión ideal para realizar diversas excursiones: aprovecha la escala para pasear por el laberinto de calles y callejuelas donde podrás descubrir la belleza de la arquitectura y la estructura urbana. Las casitas blancas con sus póstigos azules como el cielo, los palomos y las numerosas iglesias de Mykonos te encantarán con toda seguridad.

No te pierdas estos lugares durante tus vacaciones en Mykonos:

• Los molinos de viento de Mykonos

• Playa de Platys Gialos

• Isla de Delos

Excursiones que no te puedes perder

Algunas de las experiencias más apasionantes que puedes vivir en un crucero.