Livorno

Para un italiano, Livorno significa “caciucco” que es no otra cosa que un fantástico plato de pescado con toda la fuerza del sabor del mar.

La escala en el puerto de Livorno te llevará hasta la costa del mar Tirreno, justo frente a las costas de Córcega. Este pequeño pueblo pesquero, convertido en la "puerta del mar" de Pisa, debe su belleza y sus fortificaciones a la familia Médici, que la consideraron como la "ciudad ideal" con una perfecta planificación urbana. Livorno es el punto de partida para una visita a Florencia, verdadera ciudad museo, que une la grandeza de la Catedral con un campanario diseñado por Giotto, al peculiar encanto de las tiendas de Ponte Vecchio. También podrás visitar Pisa y la famosa Plaza de los Milagros donde se encuentra la famosísima torre inclinada.

No puedes perderte:

• La Fortaleza Nueva

• El santuario de Montenero

• La romántica terraza Mascagni