Kotor

Descubre la belleza de Montenegro con un crucero por el mar Adriático, un país lleno de monumentos históricos y naturales. Con 300 km de costa, es la opción perfecta para aquellos que quieran pasar unas vacaciones relajándose en algunas de las playas más hermosas del mar Adriático.

Un crucero a Montenegro pasa por la frontera croata, marcada geográficamente por las majestuosas Bocas de Kotor. Al llegar en crucero al puerto de Kotor, se pueden seguir las laderas de estos “fiordos del sur” para llegar al Parque Nacional Lovčen. El Monte Lovčen, considerado por los montenegrinos casi una montaña sagrada por el mausoleo del obispo príncipe Njegoš, ofrece vistas espectaculares de todas las calas. Durante un crucero a Kotor, observarás la influencia de la República de Venecia en el diseño y el aspecto de la ciudad. En el corazón del centro histórico, todavía protegido por las antiguas murallas y reconocido como Patrimonio de la Humanidad, podrás pasear entre plazas e iglesias románicas. La Catedral de San Trifón, reconstruida en el siglo XVII después de un violento terremoto, sin duda merece una parada en tu viaje a Kotor, así como el Palacio Ducal, la torre del reloj, que fue un lugar de tortura en otra época, el palacio Pima y la pintoresca Plaza de Armas.
No te pierdas estos lugares durante tu viaje a Kotor:
• La catedral románica de San Trifón
• La fortaleza de Kotor
• El monasterio de Ostrog