Kiel

Kiel, en Alemania, abraza el Báltico y tiene un montón de destinos por ver y pequeñas joyas para explorar durante tu crucero con nosotros. Mientras esperas para embarcar, puedes visitar la antigua iglesia del siglo XIII de St. Nikolai, disfrutar comprando en la Holstenstraße o divertirte viendo focas en el precioso acuario local. ¿Te gusta el arte? ¡Los expresionistas te esperan en el Kunsthalle!

Su historia se ha visto influenciada por las actividades marítimas. Actualmente es una de las capitales europeas donde se desarrollan carreras náuticas. Durante tu crucero por el mar Báltico llegarás al puerto de Kiel, situado justo en el centro de la ciudad, lo que facilita que puedas comenzar tu visita desde ahí mismo. Varias recomendaciones que no debes perderte: los antiguos ferrocarriles, un submarino de la Segunda Guerra Mundial y una parada en el faro Bülk. También puedes visitar el jardín botánico.
No te pierdas estos lugares durante tus vacaciones en Kiel:
• El monumento naval de Laboe
• El antiguo jardín botánico
• El faro de Bülk

Excursiones que no te puedes perder

Algunas de las experiencias más apasionantes que puedes vivir en un crucero.