Dover

¡Que levante la mano el que nunca haya oído hablar de los blancos acantilados de Dover! Se pueden ver también desde Francia o cruzando el Canal de la Mancha en un crucero por el norte de Europa. Aquí la naturaleza salvaje se encuentra con la civilización antigua y, entre los castillos, el faro y el fuerte romano, la cuestión será qué elegir. No te pierdas tampoco el verdísimo Pines Garden a las afueras del centro de la ciudad, con jardines, una cascada y un fabuloso salón de té.

No tardaremos en quedarnos boquiabiertos al verlos. Dover es un destino muy apreciado por los turistas por la variedad de sus monumentos y la belleza de sus paisajes naturales. El puerto de Dover está situado frente al canal de la Mancha, a 120 km de Londres, y es uno de los puertos más dinámicos del Reino Unido. Después de visitar la zona del puerto podrás ir directamente a admirar los impresionantes acantilados blancos, será una sensación irrepetible. Continúa con una visita al Castillo de Dover, será como un viaje atrás en el tiempo.
No puedes perderte:
• El castillo de Dover
• Los blancos acantilados de Dover
• La Casa romana pintada

Excursiones que no te puedes perder

Algunas de las experiencias más apasionantes que puedes vivir en un crucero.