Dominica

Entre los tesoros del Caribe, Costa Cruceros ha elegido acompañarte a la mágica capital de la isla de Dominica. 

También conocida como la “isla de la naturaleza”, Dominica está casi completamente cubierta de selvas tropicales. El puerto de referencia para un crucero a Dominica es el de la capital Roseau, una pequeña ciudad en la costa este de la isla, rodeada de bosques y de las hermosas cascadas de Trafalgar. En el pasado, los barcos con esclavos que se vendían en la plaza del mercado partían del puerto de Roseau. Hoy, Dominica es un lugar diferente a donde desembarcó por primera vez Cristóbal Colón. Los amerindios caribeños viven en la reserva en completa armonía con los colonos ingleses, creando un crisol cultural único. El Parque Nacional Morne Trois Pitons es la parte más salvaje e inaccesible de la isla; durante tu viaje a Dominica puedes hacer una excursión al lago Boiling, un lago termal en el que el agua alcanza los noventa grados, y al “valle de la desolación”. Más fácil de explorar es la Reserva Forestal del Norte, repleta de especies de aves.

No puedes perderte:

• Visita al Lago Hirviente

• Avistamiento en el mar de ballenas y delfines

• La costa sur en catamarán y hacer esnórquel