Aomori

Capital de la ciudad del mismo nombre, se encuentra en el extremo norte de la isla de Honshu que es la mayor de las cuatro islas que forman Japón.

Nuestro viaje nos lleva a la bahía de Mutsu, donde se alza la moderna y poblada ciudad costera de Aomori. El clima es parecido al de los cruceros por el norte de Europa: veranos cortos y frescos e inviernos fríos con fuertes nevadas.
En Aomori tiene su última parada la Tohoku Shinkansen, una de las líneas ferroviarias de alta velocidad y famosa por su precisión cronométrica: el tren bala cubre los 674 km que separan Aomori de Tokio en 3 horas y 23 minutos. Habitada desde tiempos prehistóricos, Aomori te ofrece sitios arqueológicos a poca distancia de un perfil arquitectónico verdaderamente futurista. Su encanto oriental incluye una oferta que va desde el turismo marítimo a unas excursiones por la montaña, pasando por museos y balnearios (onsen). También merece una visita el acuario de Asamushi que contiene 11 000 organismos marinos y más de 500 especies raras de animales acuáticos.
No puedes perderte

  • El Acuario de Asamushi y Asamushi Onsen

  • Los museos de arte de Aomori y Munakata Shiki

  • El sitio arqueológico de Sannai-Maruyama y las montañas volcánicas Hakkoda