Turquía

Turquía es una tierra perfectamente suspendida entre Oriente y Occidente. Bañada por cuatro mares, todo ellos navegables durante nuestros cruceros, reúne en su arquitectura poliédrica el impresionante legado dejado por los pueblos que allí vivieron.
Debido a la inmensidad del territorio, el crucero es la mejor manera de viajar a Turquía y visitar los principales lugares de interés. Estambul, ciudad de dos continentes y una de las más bellas del mundo, refleja en cada barrio su glorioso pasado, como demuestran los numerosos sitios de Patrimonio de la Humanidad. La Mezquita Azul, cuyo nombre se refiere a sus paredes de color turquesa y a los azulejos de la cúpula, es de las más importantes de la ciudad y está cerca de la Basílica de Santa Sofía, un espléndido ejemplo de arquitectura bizantina. Esmirna, tal vez la ciudad natal de Homero, además de estar cerca de famosos sitios arqueológicos, cuenta con muchos museos histórico-artísticos y con un gran mercado, el bazar de Kemeralti, donde encontramos productos de artesanía locales y platos tradicionales.

Puertos destacados