Sri Lanka

Sri Lanka, antigua isla de Ceilán, es la patria del té, pero también una zona con mucho patrimonio cultural y belleza naturale que nos espera con nuestro crucero por el océano Índico.
Su té se exporta a todo el mundo desde el puerto de la antigua capital de Colombo, donde atraca nuestro crucero y desde donde empezamos a descubrir los tesoros de la ciudad. Visitamos las antiguas plantaciones de canela de los Cinnamon Gardens y la antigua iglesia de Santa Lucía. Esta es también la tierra de la religión budista. En Kandy está uno de los lugares sagrados más importantes, el templo Dalada Maligawa, donde se conserva y venera la reliquia del diente de Buda. Un viaje a Sri Lanka es también la ocasión para observar leopardos, monos y sobre todo elefantes. En el parque de Pinnawela, son justamente estos animales majestuosos quienes nos regalan una experiencia única. Conocido como "el orfanato" de los elefantes, hoy acoge muchos especímenes recuperados de la selva cuya belleza podemos observar de cerca.