Mauricio

Completamente rodeada por la barrera de coral del océano Índico, la isla de Mauricio es un destino sin igual para aquellos que desean disfrutar de unas vacaciones haciendo submarinismo y tomando el sol.  Sus playas blancas son dignas de postal, y cada rincón de la costa reserva sorpresas especiales. El crucero por Mauricio da comienzo en su capital, Port Louis. Situada en el lado occidental, es el punto de partida ideal para descubrir la belleza natural de la isla, comenzando con el jardín de Pamplemousses y sus nenúfares gigantes y con Chamarel, una zona famosa en todo el mundo por un fenómeno geológico único. En las tierras de los siete colores, el terreno cambia con la luz y adquiere diferentes tonos de rojo y naranja. Desde Chamarel se puede llegar fácilmente al Parque Nacional Gargantas del Río Negro. En esta zona montañosa del sur, tus vacaciones en Mauricio se enriquecerán con hermosas excursiones entre flores tropicales y papagayos coloridos. Las costas del sur, con acantilados con vistas al océano Indico, son completamente diferentes de las playas del este de la isla: estas ofrecen aguas verdes esmeralda, arena blanca y pueblos tranquilos. Desde aquí podrás aprovechar tu crucero por Mauricio para visitar la Île aux Cerfs y el pueblo Trou d’Eau Douce.