Islas Vírgenes de los Estados Unidos

Entre las Islas Vírgenes de los Estados Unidos, de origen volcánico, a las que podemos llegar a bordo de un crucero, Santo Tomás es sin duda la más pintoresca y glamurosa, con su ambiente exótico y lujoso.
La belleza de la zona ha embrujado a muchos visitantes: los rastros de su presencia están reunidos en el American-Caribbean Historical Museum and Exhibits de Santo Tomás, la isla más cosmopolita de las Islas Vírgenes de Estados Unidos, donde pararemos con nuestro crucero. El Parque Nacional de las Islas Vírgenes es conocido mundialmente por su impresionante belleza. Cubre las 3/5 partes de la superficie de Saint John y casi toda Hassel Island. Las Islas Vírgenes de los Estados Unidos se consideran un paraíso gastronómico. Efectivamente, allí probamos una cocina de fusión con alma criolla deliciosa. Para empezar, sopa de calabaza a la nuez moscada y callaloo con hojas de espinaca y moluscos, seguido de langosta a la parrilla con mayonesa de aguacate. También probamos el "conch-fritter", un increíble buñuelo de un molusco de mar.