Francia

Francia es sinónimo de elegancia y glamur. Ofrece, de norte a sur, puertos maravillosos, naturaleza preciosa y un patrimonio cultural, arquitectónico y gastronómico entre los más fascinantes del mundo. Es una etapa fija de nuestro crucero por el Mediterráneo. Nosotros, con nuestros cruceros Costa en Francia, llegamos tanto a los grandes puertos del norte como a los fascinante puertos del Mediterráneo. Y dondequiera que vamos, hagamos lo que hagamos, cualquier lugar que visitemos nos acompaña una especie de ligereza. La gente que encontramos está tan acostumbrada a vivir en lugares hermosos que casi se les olvida, mientras que nosotros, cada vez que desembarcamos, nos sentimos abrumados por la majestuosidad de estos lugares: Niza o Marsella, con la encantadora Provenza, Burdeos, Nantes, Calais o El Havre, ciudad situada en la manga del estuario del Sena, o París, el sueño de toda pareja enamorada, pero también de todo viajero. Las vacaciones en Francia son siempre fantásticas. Y no nos olvidemos de la comida, de los quesos, los dulces, el vino, el coñac o el calvados: estas vacaciones son la joie de vivre.