Egipto

Egipto no es solo el Cairo y las pirámides. Por supuesto, la capital y la zona arqueológica merecen una excursión, pero aparte tiene uno de los mares más bellos del mundo donde ir a bucear y disfrutar de un relajante crucero.
No hacen falta botellas ni licencias: con ponerse la mascarilla y alejarse unos metros de la orilla, donde el agua se vuelve profunda y de repente, como por arte de magia, nos encontramos de frente a un mundo lleno de colores. Durante el crucero por Egipto, atravesar el Canal de Suez en nuestro barco Costa es una emoción que siempre se repite con gran intensidad, es casi un rito de transición. Port Said, nacido para alojar a los trabajadores que construyeron el Canal, es hoy una ciudad vibrante donde el flujo de naves es continuo y ordenadamente caótico. El Cairo no deja de ser una ciudad fascinante entre sus bazares y la frenética vida de la segunda ciudad más grande de África. Y, por supuesto, es imprescindible una visita al Museo Egipcio.

Puertos destacados