Corea

Corea del sur, o la República de Corea, es un país casi completamente cubierto de montañas y con más de veinte parques nacionales abiertos al público. Un importante destino para los amantes de la naturaleza y la espiritualidad, pero también para aquellos que hacen un crucero por Oriente. Buscando las raíces más profundas del budismo, el crucero por Corea del Sur nos lleva a Gyeongju, ciudad del antiguo templo de Bulguksa y de la cueva Seokguram, dentro de la cual hay una estatua de Buda de tres metros de alto. En el monte Gayasan, en Daegu, se encuentra el templo budista de Haeinsa, el más famoso del país. Entre los más impresionantes parques está el Seoraksan, en las colinas de piedra caliza y granito de la costa este. Para los amantes de la relajación entre playas y las compras, lo ideal es la ciudad de Busan. Aunque también merece la pena subir los más de doscientos metros de la torre Namsan de Seúl para observar la metrópolis desde lo alto. Por último, encontramos el tiempo para comer algo en lo que se define como el paraíso de la gastronomía oriental.