Chile

Hablar de Chile es hablar de los extraordinarios paisajes patagónicos, de mares impenetrables, fiordos y glaciares inmensos, todo encajado entre las montañas de los Andes y el océano Pacífico, por el que navegamos con nuestro crucero.
Chile cambia de aspecto a menudo como un camaleón: de las áridas y desérticas regiones del norte a las fértiles mesetas centrales que se vuelven más abruptas en los fiordos del sur, fríos y profundos. Nuestro crucero a Chile nos lleva a descubrir las diferentes caras del país. Desde la vivacidad cultural emblemática de Valparaíso, con sus ascensores panorámicos y el centro histórico, patrimonio de la UNESCO, a los pequeños pueblos pesqueros. Y si al escenario de la Patagonia chilena contraponemos el de la isla de Pascua, con sus famosos Moai, las grandes esculturas de piedra que cuentan las historias de pueblos ancestrales, creencias y ritos tribales, podemos darnos por satisfechos.