NOSY SAKATIA: UNA ISLA PARA DESCUBRIR ENTRE NATURALEZA Y TRADICIONES LOCALES

  • Puerto

    Nosy Be

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Relax, Comida incluida

  • Precio

    Adultos

    EUR120.0

  • Horas de duración

    8.0

  • Código excursión

    5565

Descripción

Un viaje por las maravillas naturales de la isla de Nosy Sakatia y las tradiciones de sus gentes. Conoceremos el estilo de vida tradicional malgache de esta región, pero sin renunciar a los placeres del viajero moderno, desde las inmersiones a las comodidades del resort donde comemos.



Lo que vamos a ver
  • Hell Ville
  • Dzamandzar
  • Chanty Beach
  • Nosy Sakatia
  • Playa de Ampasindava: baño y esnórquel
  • Antanambe
  • Baño en el mar y esnórquel
  • Comida y relax en el resort Sakatia Passions


Lo que haremos
  • Atravesamos a bordo de un minibús la capital de la isla, Hell Ville y contemplamos una sucesión de paisajes tropicales, entre el verde de la caña de azúcar y el blanco deslumbrante de las playas de coral.
  • Pasamos cerca de la localidad de Dzamandzar, la segunda en importancia de la isla, conocida por la destilería de ron —hoy ya en desuso— que antiguamente fue el núcleo de la economía de Nosy Be.
  • Continuamos hasta Chanty Beach; allí nos embarcamos para atravesar el brazo de mar que separa Nosy Be de la isla menor de Nosy Sakatia. A bordo de pequeñas embarcaciones a motor iniciamos un recorrido fascinante que nos lleva a *descubrir los usos, costumbres y tradiciones locales**.
  • Nuestra primera etapa es la gran playa de Ampasindava, al norte de la isla de Sakatia, perfecta para relajarnos en su larga orilla blanca y disfrutar de un mar cristalino.
  • Subimos de nuevo a bordo de nuestras embarcaciones y, tras un corto trayecto sin alejarnos de la costa, llegamos al pueblo de Antanambe.
  • A pesar de tratarse de una pequeña comunidad de cabañas tradicionales, este pueblo es un compendio de la historia y las costumbres de los Sakalava, una de las etnias malgaches más extendidas por Madagascar. Descubrimos el arte malgache de la construcción de casas, la gastronomía local y su artesanía, que es al mismo tiempo sencilla y refinada.
  • De regreso al punto de atraque, contemplamos una serie de pequeñas ensenadas llenas de encanto donde la vegetación llega literalmente hasta el mar.
  • Nos detenemos en la playa para darnos un baño restaurador y hacer una inmersión con esnórquel que nos regala paisajes submarinos de belleza singular, con fondos coralinos y peces multicolores.
  • Otra breve travesía por mar nos lleva a nuestro último destino: el sencillo pero encantador resort Sakatia Passions, donde descansamos, degustamos la sabrosa y aromática gastronomía local y bailamos al ritmo de la música.

Qué hay que saber
  • En Madagascar, la calidad de los medios de transporte y las infraestructuras disponibles no es como la occidental.
  • Las embarcaciones locales utilizadas tienen un tamaño reducido, por lo que es posible que los pasajeros se mojen.
  • Para participar en esta excursión es preciso saber nadar.
  • La visibilidad y el color del agua del mar pueden cambiar según las condiciones meteorológicas.
  • No olvide llevar bañador, toalla, gafas de sol y crema de protección solar.
  • Se recomienda llevar calzado cómodo con suela antideslizante para pasear por la localidad de Antanambe.
  • Se recomienda llevar gafas y aletas de buceo para poder observar mejor la colorida flora y fauna marina.
  • Excursión no recomendada a personas con dificultades para caminar.
  • Las plazas son limitadas; se recomienda reservar con antelación.
  • Se pueden producir variaciones en el itinerario.
  • La disponibilidad de guías en español es limitada; en el caso de que no estén disponibles, la excursión se hará en inglés o francés.