EL MISTERIO DE LA ISLA DE PASCUA RANU RARAKU, ORONGO, AHU AKIVI

  • Puerto

    Isla de Pascua

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Visita turística, Excursión a la naturaleza, Cultural, Comida incluida

  • Precio

    Adultos

    EUR299.0

  • Horas de duración

    6.0

  • Código excursión

    5303

Descripción

En la remota Isla de Pascua vamos a descubrir algunos de los lugares vinculados a los moáis, gigantescas estatuas de roca de rostros humanos: desde la cantera de la que se extraían los monolitos hasta la aldea conocida por la ceremonia del hombre pájaro, y la majestuosa plataforma de Ahu Akivi con sus siete estatuas.



Lo que vamos a ver
  • Conjunto de Ranu Raraku
  • Aldea ceremonial de Orongo
  • Plataforma de Ahu Akivi


Lo que haremos
  • La excursión, de un día entero, nos permite explorar de manera exhaustiva la Isla de Pascua.
  • Nuestra aventura tiene tres paradas: el conjunto de Ranu Raraku, el taller al aire libre donde se excavaban y esculpían los moáis; la aldea de Orongo, donde cada año se celebraba la ceremonia del hombre pájaro; la plataforma Ahu Akivi, que alberga siete majestuosos moáis.
  • En Ranu Raraku entramos literalmente en la cantera de la que se extraían los bloques de toba utilizados para esculpir los moáis, unos rostros de piedra enormes.
  • Caminamos emocionados entre cientos de moáis, testimonio de las distintas fases de elaboración: en algunos casos aún prisioneros en la roca, en otros solo esbozados, algunos completos, a veces reclinados y otras erguidos.
  • Todo el entorno desprende una magia misteriosa y no podemos sino inmortalizar en una foto este escenario inmóvil e inmune al paso del tiempo.
  • Continuamos hacia la aldea ceremonial de Orongo, donde permanecían una vez al año los representantes de las 15 tribus de la isla. El hallazgo del huevo del charrán sombrío, un pájaro tan raro que se le llamaba "el pájaro sagrado", otorgaba al vencedor de una heroica competición de carrera y natación que se celebraba en la aldea el título de "hombre pájaro", durante un año hasta la siguiente edición, y aseguraba honores y homenajes tanto al ganador como al jefe de su tribu.
  • El sitio posee una belleza paisajística impresionante, ocupando una estrecha porción de terreno entre la inmensidad del océano y el cráter de un volcán que a día de hoy se sigue utilizando como embalse para la recogida de aguas para el abastecimiento doméstico de todos los habitantes. El escenario se completa con las casas bajas fabricadas de piedra con techos cubiertos de hierba que se confunden con la naturaleza circundante.
  • Después nos dirigimos hacia la plataforma de Ahu Akivi, que alberga siete maravillosas estatuas orientadas hacia el océano. El conjunto es el único en el que los moáis, todos rigurosamente idénticos, están orientados exactamente hacia el ocaso durante el equinoccio de primavera y de espaldas a la salida del sol durante el equinoccio de otoño. Según cuenta una leyenda transmitida oralmente, en un sueño el alma del rey, navegando por los océanos, llegó a la Isla de Pascua; al despertar, el rey decidió enviar a unos exploradores a buscar la isla. Las siete estatuas representarían los siete exploradores que llegaron a la isla escudriñando el mar a la espera de su rey.
  • Nuestra excursión concluye en la maravillosa playa de Anakena, embellecida por su arena blanca y vegetación tropical. Aquí disfrutamos de un sencillo pero delicioso almuerzo de barbacoa. Si queremos, podemos darnos un baño en las frescas y a veces impetuosas aguas oceánicas.

Qué hay que saber
  • No olviden el sombrero y la protección solar, en consideración a la latitud.
  • Se recomienda llevar calzado cómodo de paseo y llevar un impermeable por si hay perturbaciones meteorológicas imprevistas.
  • El itinerario podría sufrir variaciones.
  • Si el tour parte de Anakena, los pasajeros podrán disfrutar de la playa a la vuelta del tour.