LA ALDEA CEREMONIAL DE ORONGO Y AHU AKIVI

  • Puerto

    Isla de Pascua

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Visita turística, Cultural

  • Precio

    Adultos

    EUR179.0

  • Horas de duración

    3.0

  • Código excursión

    5302

Descripción

Antiguas leyendas de hombres pájaro, pruebas ceremoniales para desafiar a los elementos, monolitos de piedra ancestrales alineados con precisión astronómica: una excursión por el mundo ancestral de la aldea de Orongo y del conjunto de Ahu Akiv.



Lo que vamos a ver
  • Aldea de Orongo
  • Plataforma de Vinapu
  • Plataforma de Ahu Akivi


Lo que haremos
  • Salimos a descubrir Orongo, una pequeña aldea que se asoma al océano frente a pequeñas islas con un encanto irresistible. El conjunto, parcialmente restaurado, está situado junto a una ladera al borde de una abrupta pared rocosa frente al mar.
  • Aldea ceremonial, frecuentada solo en ocasiones especiales, Orongo está llena de casas de losas de piedra superpuestas con techo arqueado, recubiertas de hierba. Las estrechas puertas de acceso permitían a los guerreros controlar la vía de acceso de las tribus enemigas. Orongo era el centro de un antiguo culto extendido en toda la isla: el culto del llamado "pájaro divino". La carrera por hacerse con el primer huevo del charrán sombrío, un pájaro muy raro, constituía el punto álgido de la ceremonia. En la competición, cada una de las tribus locales estaba representada por un joven atleta.
  • Tras lanzarse por la pared rocosa de Orongo, los atletas nadaban hasta las islas de enfrente con la ayuda de una pequeña balsa, desafiando la fuerza de las olas. El atleta que primero encontrara el huevo del pájaro y, tras amarrárselo a la cabeza, lo llevara a tierra firme, adquiría el título honorífico de "hombre pájaro", mientras que el jefe de su tribu conquistaba el prestigio de la tribu y de toda la isla. Se dice que las últimas competiciones tuvieron lugar entre 1866 y 1867.
  • La siguiente parada de nuestra excursión es la plataforma de Vinapu, aún no restaurada. La plataforma constituida por bloques esculpidos con precisión y mantenidos unidos sin usar mortero, con una técnica similar a la inca, es según los arqueólogos un testimonio evidente del vínculo entre los primeros habitantes de la isla y los pueblos procedentes de Sudamérica.
  • A lo largo de la extensión de hierba se encuentran los moáis, entre los cuales hay un ejemplar de moái femenino.
  • Nuestra excursión concluye en la plataforma de Ahu Akivi, la única que alberga siete espléndidos moáis, todos orientados hacia el océano. Los moáis, idénticos entre sí, están orientados exactamente hacia el ocaso durante el equinoccio de primavera y de espaldas a la salida del sol durante el equinoccio de otoño. Una función astronómica que solo se observa en este lugar en la isla.
  • El conjunto fue restaurado en los años 60 con las que se consideran las técnicas originales de levantamiento de los monolitos. Los arquitectos que participaron en la restauración calcularon que 30 hombres habrían podido esculpir en un año un moái trabajando 8 horas al día; que 90 hombres habrían podido transportar la estatua desde la cantera hasta el conjunto a lo largo de un camino preparado especialmente para ese fin; y que esos mismos hombres habrían podido levantar el moái en 3 meses de trabajo aproximadamente.
  • Sea cual sea la verdad, los números y la técnica empleada, no podemos sino admirar este conjunto en toda su belleza y encanto misterioso, cuyo recuerdo permanecerá grabado para siempre en nuestros corazones.

Qué hay que saber
  • No olviden el sombrero y la protección solar, en consideración a la latitud.
  • Se recomienda llevar calzado cómodo de paseo y llevar un impermeable por si hay perturbaciones meteorológicas imprevistas.
  • El itinerario podría sufrir variaciones.