EN TELEFÉRICO AL PAN DE AZÚCAR Y RELAX EN COPACABANA

  • Puerto

    Río de Janeiro

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Visita turística, Excursión a la naturaleza, Relax

  • Precio

    Adultos

    USD95.0

  • Horas de duración

    6.0

  • Código excursión

    5274

Descripción

Los paisajes de Río de Janeiro, con sus aglomeraciones urbanas salpicadas por verdes colinas y rodeadas del azul del mar, se encuentran entre los más atractivos del mundo. Podemos apreciarlos en todo su esplendor con una divertida excursión en teleférico, para después explorar una de las mayores atracciones de la ciudad: la fabulosa y archifamosa playa de Copacabana.



Lo que vamos a ver
  • Recorrido panorámico por el centro de la ciudad
  • Colina de Urca
  • Pan de Azúcar
  • Tiempo libre en Copacabana


Lo que haremos
  • Dejamos el puerto a nuestras espaldas y disfrutamos de un recorrido panorámico por el centro de la ciudad. El trayecto nos ofrece la oportunidad de contemplar el Parque do Flamengo y la playa de Botafogo, antes de llegar a Praia Vermelha en el barrio de Urca.
  • Desde allí, tomamos el teleférico hasta el Pan de Azúcar, el monte más famoso de Río de Janeiro, y quizás uno de los más célebres del mundo, debido a su belleza y a las magníficas vistas que ofrece al visitante.
  • Nuestro ascenso en funicular se divide en dos tramos: el primero de ellos nos lleva a la colina de Urca, repleta de jardines y miradores; después del segundo, se abre ante nuestros ojos una espectacular vista de la ciudad, con sus playas, la bahía de Guanabara y el cerro del Corcovado en el horizonte.
  • Tras contemplar este increíble paisaje, nuestro recorrido aún no ha finalizado. Regresamos al autocar y continuamos marcha hacia Copacabana, donde disponemos de tiempo libre para disfrutar a nuestro aire de este famosísimo lugar.
  • Copacabana es uno de los barrios más interesantes de la ciudad. Constituye una mezcla fascinante entre lo antiguo y lo moderno, con sus estrechas callejuelas y las pequeñas tiendas de estilo antiguo sobre las que se yerguen lujosos hoteles alineados frente a la playa.
  • La playa, delimitada por una acera que se ha hecho famosa gracias a sus motivos ornamentales blancos y negros en forma de olas, es un paraíso para los bañistas, con sus 4 km de arena blanca que dibujan una espectacular media luna acariciada por el mar. Siempre está repleta de locales y turistas que no pueden resistirse a su encanto.

Qué hay que saber
  • En caso de mal tiempo, las vistas panorámicas podrían verse reducidas.
  • En caso de alta afluencia de público en las estaciones, puede ser necesario esperar un poco para subir al teleférico.
  • El precio de la excursión incluye el traslado del puerto a la playa (ida y vuelta) con acompañante durante el trayecto en autocar, pero no incluye la comida.
  • No olvide llevar bañador, toalla y crema de protección solar. La excursión puede cancelarse por mal tiempo.