VISITA A MACEIÓ Y RELAX EN LA PRAIA DO FRANCÊS

  • Puerto

    Maceió

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Visita turística, Excursión a la naturaleza, Degustación

  • Precio

    Adultos

    USD60.0

  • Horas de duración

    5.0

  • Código excursión

    5049

Descripción

Una excursión con muchos matices, para apreciar el atractivo histórico y turístico de Maceió, que nos lleva hasta la costa sur de la región para contemplar espectaculares lagunas y relajarnos en una de las playas más bellas de Brasil. Una degustación de productos típicos completa este viaje por la región de Alagoas.



Lo que vamos a ver
  • Maceió: recorrido panorámico por Jaraguá
  • Pontal da Barra
  • Lagoa do Mundaú y Lagoa Manguaba
  • Praia do Francês
  • Probamos productos típicos


Lo que haremos
  • Con el objetivo de conocer mejor la ciudad de Maceió, comenzamos nuestra excursión con un recorrido panorámico por el barrio de Jaraguá, declarado patrimonio histórico del estado de Alagoas, en donde el tiempo parece haberse detenido entre los imponentes edificios de estilo barroco y colonial.
  • A continuación nos trasladamos al famoso barrio de Pontal da Barra, donde los artesanos locales producen a mano puntillas, bordados y una increíble variedad de bolsos, accesorios y vestidos. Tenemos ocasión de contemplar el trabajo de los maestros artesanos, y tiempo libre para hacer algunas compras.
  • Nuestro itinerario nos lleva después fuera de la ciudad, por la costa al sur de Maceió, hasta los sugerentes paisajes de las dos lagunas más importantes de la región: Lagoa do Mundaú y Lagoa Manguaba que, juntas, conforman uno de los mayores complejos lagunares del mundo.
  • A continuación llegamos a la Praia do Francês, una de las playas brasileñas de mayor belleza. Además, tiene una espléndida y colorida barrera de coral. Si la marea nos es favorable podemos contemplarla en todo su esplendor.
  • En la playa tenemos tiempo libre para disfrutar de los magníficos atractivos del lugar: nos damos un chapuzón, hacemos fotos inolvidables y nos relajamos en un auténtico paraíso.
  • Entre baño y baño, no nos olvidamos de mimar el paladar con una degustación de productos típicos de la gastronomía local en un restaurante de la playa.

Qué hay que saber
  • Las plazas son limitadas; se recomienda reservar con antelación.
  • No olvide llevar bañador, toalla y crema de protección solar.