RELAX EN LA PLAYA CON COMPRAS

  • Puerto

    Freeport

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Relax, Compras, Bebida incluida

  • Precio

    Adultos

    USD60.0

  • Horas de duración

    3.5

  • Código excursión

    3954

Descripción

Una excursión de puro relax para los amantes del dulce hacer nada. Pasamos algunas horas en una playa de arena blanca, saboreando una bebida fresca y tumbados cómodamente en una tumbona, con una zambullida ocasional en el agua para refrescarnos. Los más activos tienen la posibilidad de hacer compras en un moderno centro comercial.



Lo que vamos a ver
  • Traslado a la playa
  • Tiempo libre, relax, tumbona, bebida
  • Compras


Lo que haremos
  • Después de un breve traslado de media hora en autobús a lo largo de una carretera panorámica, llegamos a una espléndida playa de arena blanca, bañada por las aguas turquesas del océano.
  • Aquí podemos disfrutar de una refrescante bebida de bienvenida cómodamente tumbados en nuestra tumbona mientras el cálido sol de las Bahamas nos besa la piel.
  • Después de la parada en la playa, quien lo desee puede pararse en la zona de Port Lucaya para hacer compras en el originalísimo Marketplace. Fundado en 1988, este pintoresco complejo de 48.500 metros cuadrados alberga tiendas, restaurantes y bares. Aquí las compras son rigurosamente duty-free. No debemos perdernos el mercado de la paja, uno de los más grandes del Caribe, y los distintos puestos de artesanía local. Un servicio de lanzadera, de Port Lucaya al puerto, estará disponible para regresar a bordo hasta una hora antes de la salida del barco.

Qué hay que saber
  • En la excursión no está prevista la presencia de un guía.
  • Las plazas son limitadas, por lo que se aconseja reservar con antelación.
  • Las playas son públicas y no están vigiladas.
  • En la playa, está incluida en el precio una tumbona (solo para adultos); no están incluidas las sombrillas ni el servicio de rescate. Verificar in situ la disponibilidad y el precio de la sombrilla.
  • Se recomienda llevar dinero en efectivo, ya que no todas las tiendas aceptan tarjeta de crédito.