LA ANTIGUA GRANJA VIKINGA LOFOTR Y VESTVÅGØY

  • Puerto

    Leknes

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Visita turística, Cultural

  • Precio

    Adultos

    EUR105.0

  • Horas de duración

    3.5

  • Código excursión

    2972

Descripción

En Leknes, donde se encontraron los restos del ayuntamiento vikingo más grande, damos un salto atrás en el tiempo. Contemplamos las montañas, los paisajes naturales, los pueblos de pescadores e imaginamos cómo era la vida en el pasado en estos lugares mágicos y cargados de historia.



Lo que vamos a ver
  • Leknes y montañas del Himmeltindan Borg y museo vikingo de Lofotr Parado en el mirador de Hagskaret y vistas del mar de Noruega y del Vestfjord Pueblo de Stamsund Buksnesfjord y famoso mirador de Einangen


Lo que haremos
  • Atravesamos Leknes, centro administrativo de la isla de Vestvågøy, donde la agricultura posee la misma importancia que la industria pesquera, y pasamos cerca de su pequeño aeropuerto. Nos acompañan en nuestro trayecto las imponentes montañas del Himmeltindan, al fondo, que con sus 914 metros sobre el nivel del mar son las más altas de toda la isla. Poco después llegamos a Borg, donde se encuentran los vestigios de una antigua granja vikinga descubierta por un campesino a comienzos de los años 80 mientras araba su terreno. El edificio principal tiene 83 metros de largo y acoge diversas exposiciones y reconstrucciones. Completamente restaurada, recibe el nombre de "Lofotr". Durante la visita podemos imaginarnos las condiciones en las que se vivía en la antigüedad. En el exterior vemos el tipo de animales que tenían a su cuidado los hombres de aquella época: jabalíes, caballos de los fiordos, ovejas, etc. La próxima etapa prevé una parada en el mirador de Hagskaret, desde el que se disfruta de las vistas del mar de Noruega y del Vestfjord, que separa las islas del continente. La excursión sigue en dirección a Stamsund, un pueblo de pescadores fundado por Julius M. Johansen a comienzos del siglo XX, un hombre "hecho a sí mismo" que se convirtió en uno de los mayores productores de pescado seco y de guano de toda Noruega, y que hizo construir modernos aparejos para la pesca, embarcaderos, una refinería de aceite de hígado de bacalao, tiendas, viviendas para los pescadores y una iglesia. Antes de regresar al barco amarrado en el Buksnesfjord, disfrutamos de unas *vistas espectaculares desde lo alto del mirador de Einangen.

Qué hay que saber
  • Las plazas son limitadas; se recomienda reservar con antelación.