GANTE MEDIEVAL Y EL ARTE DEL CHOCOLATE

  • Puerto

    Brujas

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Cultural, Comida no incluida

  • Precio

    Adultos

    EUR64.0

  • Horas de duración

    5

  • Código excursión

    2783

Descripción

Entre los productos exportados por Bélgica, seguramente el más prestigioso es el chocolate. En el transcurso de esta excursión entendemos porqué la fama del chocolate belga está tan extendida... y es tan merecida. La espléndida ciudad de Gante enmarca un día en el que todos nuestros sentidos se despiertan.



Lo que vamos a ver
  • Campiña flamenca Gante, puente de San Miguel, puerto viejo, castillo de los Condes de Flandes, tres torres Fábrica de chocolate, demostración * Catedral de San Bavone, púlpito de madera, Rubens


Lo que haremos
  • Tras un trayecto en autocar de una hora de duración por la característica campiña flamenca, llegamos a Gante. Antiguo centro europeo de la lana y del arte, durante un tiempo fue la segunda ciudad más grande de Europa después de París. Hoy es una hermosa ciudad a medida del hombre, capital de Flandes, y centro cultural e industrial. Nuestro paseo empieza en el puente de San Miguel, el puente más monumental de Gante, desde donde disfrutamos de unas vistas espectaculares del centro de la ciudad. Desde aquí podemos contemplar el puerto viejo, con los frontispicios de las casas de los Gremios, el milenario castillo de los Condes de Flandes, el único castillo medieval que mandaron construir los condes de Flandes que se ha conservado casi intacto hasta nuestros días, y las tres famosas torres alineadas: la de la Iglesia de San Nicolás, la del Beffroi o torre cívica y la de la Catedral de San Bavón. A continuación nos dirigimos a una pequeña chocolatería tradicional, donde contemplamos a un auténtico maestro chocolatero trabajando con las prensas en la producción del famoso chocolate belga en el sótano de la tienda. Es interesante ver cómo del sencillo cacao nacen las exquisitas tabletas de fino chocolate belga, producido exclusivamente con ingredientes seleccionados. A poca distancia se encuentra la Catedral de San Bavone, el edificio religioso más importante de la ciudad y espléndido ejemplo de arquitectura gótica brabantina. En su interior podemos admirar el precioso púlpito barroco de madera y una obra de Rubens, la Conversión de San Bavón* (1624).

Qué hay que saber
  • Las plazas son limitadas; se recomienda reservar con antelación.