EL ESPÍRITU MEDIEVAL DE LAS MURALLAS Y DE LAS TORRES DE LA CIUDAD

  • Puerto

    Tallin

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Visita turística, Cultural, Bebida incluida

  • Precio

    Adultos

    EUR85.0

  • Horas de duración

    3.5

  • Código excursión

    2606

Descripción

Un viaje al pasado entre antiguas fortificaciones y muros de defensa con un emocionante duelo en las Torres de Tallin y una última vuelta por el centro de la ciudad.



Lo que vamos a ver
  • Ciudad Alta de Tallin con vistas panorámicas
  • Escalinata de Patkul, Torre de las Monjas y Torre Kuldjala
  • Representación de un duelo
  • Plaza Raekoja, Ayuntamiento, Raeapteek, Gilda Grande
  • Mercado y centro de arte y oficios de Santa Catalina


Lo que haremos
  • Una vez dejado el puerto, nuestro autocar realiza un espectacular recorrido panorámico por las murallas que rodean el casco antiguo. Bajamos del autocar acompañados del guía para conocer la Ciudad Alta, famosa por sus torres de guardia, las elegantes agujas y las tortuosas calles empedradas. Construida en la cima de una colina, nos regala unas vistas panorámicas increíbles de las agujas y de los tejados rojos inclinados de la Ciudad Baja. 
  • Descendemos por la escalinata de Patkul y nos encontramos delante de la Torre de las Monjas, una de las muchas torres con las que cuenta la muralla de la Ciudad Baja, en perfecto estado de conservación. Justo aquí nos encontramos al consejero y a los guardianes de la torre: mientras el guía nos habla de las murallas de Tallin y de las razones históricas por las que fueron construidas, vemos cómo los guardianes lanzan una falsa alarma y el castigo que corresponde. Como prueba de la mejor hospitalidad, en la cima de la Torre de las Monjas los guardianes nos ofrecen bebidas y canapés
  • De camino a la adyacente Torre Kuldjala, observamos varios detalles de la arquitectura medieval defensiva del siglo XIV. Desde el balcón asistimos a continuación a la representación de un duelo con la espada entre el guardián de la torre y el ladrón. 
  • Nuestra próxima parada en Tallin es la Ciudad Baja, que nos cautiva con el exterior de lugares como la Raeapteek, la farmacia más antigua de los países bálticos, la casa de la Gilda Grande, las casas de los comerciantes y el Ayuntamiento gótico del siglo XV en la Plaza Raekoja
  • La última belleza que nos regala Tallin es el variopinto mercado, el centro de artes y oficios de Santa Catalina, por el que paseamos a nuestro aire antes de subir nuevamente al autocar y regresar al puerto.

Qué hay que saber
  • Las plazas son limitadas; se recomienda reservar con antelación. 
  • La excursión incluye un recorrido a pie de aproximadamente 2 horas, por lo que se recomienda llevar ropa y calzado cómodos.
  • Excursión no recomendada a personas con dificultades para caminar.
  • Se recomendia que se pongan ropa adecuada en los lugares de culto. En caso de celebraciones religiosas, las visitas se realizaran externamente.