DE GEIRANGER A HELLESYLT

  • Puerto

    Geirander

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Visita turística, Excursión a la naturaleza, Comida incluida

  • Precio

    Adultos

    EUR140.0

  • Horas de duración

    7.5

  • Código excursión

    2364

Descripción

Esta excursión nos lleva a los enclaves imprescindibles y más importantes de la ruta que va desde el pueblo de Geiranger hasta Hellesylt: un lugar protegido por la UNESCO con el lago más profundo de Noruega y fértiles valles que cautivan hasta a los viajeros más expertos.



Lo que vamos a ver
  • Pueblo de Geiranger 
  • Cañón de Flydal, plataforma panorámica y vista de todo el fiordo 
  • Monte Dalsnibba 
  • Lago y valle Stryn 
  • Centro del Parque Nacional del Glaciar de Jostedal 
  • Lago Hornindal 
  • Hellesylt


Lo que haremos
  • Al fiordo de Geiranger se le considera el fiordo más bonito del mundo y no es para nada una exageración. Nuestra excursión empieza justo entre sus empinadas e imponentes montañas y sus innumerables cascadas, en el pequeño pueblo de Geiranger
  • Desde aquí, nos dirigimos al cañón de Flydal, destino histórico desde 1936. Aquí encontramos un área de descanso con servicios y una plataforma desde la que podemos admirar el Geirangerfjord desde arriba... y fotografiar nuestro barco. 
  • Continuamos hacia arriba, por las pendientes del monte Dalsnibba, de aproximadamente 1476 metros de altura, donde, en los despejados días de sol, se puede disfrutar de unas inolvidables vistas. 
  • Próxima etapa: el lago de Stryn. Ubicado en el fértil y verde valle del mismo nombre, este lago es un espectáculo que no puede perderse. 
  • Junto a la orilla del lago se encuentra el Centro del Parque Nacional del Glaciar de Jostedal, donde hacemos una parada y sacamos unas fotos para inmortalizar este paisaje tan increíble. 
  • Seguimos bordeando el río y el lago Stryn para después llegar al lago Hornindal que, con sus 514 metros, es el más profundo de toda Europa. 
  • A continuación, bajamos hacia Hellesylt, un importante centro que cada año recibe más de 100 cruceros y 200.000 visitantes. En este idílico lugar, protegido por la UNESCO por los paisajes vírgenes de los fiordos, ríos y montañas, y habitado por personas que sacan el máximo partido a unas condiciones muy difíciles, nos espera nuestro barco.

Qué hay que saber
  • Las plazas son limitadas; se recomienda reservar con antelación.
  • Por motivos de seguridad, en el caso de que la carretera al monte Dalsnibba esté cerrada o con nieve, se propondrá un punto panorámico alternativo, dependiendo de las condiciones climatológicas.
  • El regreso al barco se realiza desde la ciudad de Hellesylt.
  • La excursión incluye una parada para almorzar.