FLÅM, VOSS Y STALHEIM

  • Puerto

    Flåm

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Visita turística, Excursión a la naturaleza, Comida incluida

  • Precio

    Adultos

    EUR165.0

  • Horas de duración

    6.5

  • Código excursión

    2356

Descripción

Un inolvidable recorrido en tren entre las localidades de Flåm, Voss y Stalheim, a través de la naturaleza virgen y salvaje de fiordos, lagos y valles, para admirar el espectacular paisaje noruego desde una perspectiva realmente única.



Lo que vamos a ver
  • Flåm, cascada Kjosfossen, Myrdal Túnel Gravhalsen, valle Raundalen, lago Vangs Voss, cascada Tvinde, lago Oppheim * Stalheim y carretera Stalheimskleiva, río Nærøy


Lo que haremos
  • Salimos en tren desde la pintoresca aldea de Flåm, situada en el extremo del Aurlandsfjord, para realizar uno de los viajes más emocionantes y espectaculares de Noruega. El tren nos conduce lentamente a través de atractivos escenarios, deteniéndose en la maravillosa cascada Kjosfossen, de aproximadamente 220 metros de altura, donde podemos hacer unas fotos. Después de 45 minutos de viaje, con un desnivel de más de 800 metros, llegamos a la estación de Myrdal, situada en la ruta principal de Oslo-Bergen. Una vez en Myrdal, tomamos otro tren que nos lleva a Voss, atravesando el túnel Gravhalsen y bajando hacia el valle Raundalen. Voss, inmersa en un impresionante paisaje cerca del lago Vangs, es una famosa localidad turística estival e invernal. Su ubicación y las numerosas actividades que ofrece (rafting, parapente, etc.) le han valido la reputación de capital noruega de la aventura, ¡reconocida internacionalmente! Dejamos el tren para continuar en autocar hasta la cascada Tvinde, que se precipita por la ladera de la montaña, hasta llegar al lago Oppheim y, después, seguir hasta Stalheim. Entre 1647 y 1909, Stalheim fue un punto de escala para los viajeros que recorrían la carretera del Correo Real entre Copenhague, Christiania (Oslo) y Bergen. En 1780 se construyó un camino para caballos y carruajes , y Stalheim se convirtió en el lugar de parada en el que los carteros descansaban y cambiaban los caballos tras subir el valle. Por último, recorremos la Stalheimskleiva, la carretera más empinada de todo el país, construida en 1849. Sus 1,5 km de largo cuenta con 13 espectaculares y escarpadas curvas y maravillosas cascadas que la bordean a ambos lados. A continuación, regresamos al barco siguiendo el cauce del *río Nærøy, repleto de salmones, a través de dos largos túneles.

Qué hay que saber
  • Se pueden producir variaciones en el itinerario.
  • Las plazas son limitadas; se recomienda reservar con antelación.
  • Si por motivos logísticos no fuera posible recorrer la Stalheimskeiva, se utiliza una carretera alternativa por túneles.
  • Excursión no recomendada a personas con dificultades para caminar.