EXCURSIÓN A LAS ISLAS DE GISKE Y GODØY

  • Puerto

    Ålesund

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Visita turística, Cultural

  • Precio

    Adultos

    EUR80.0

  • Horas de duración

    3.0

  • Código excursión

    2322

Descripción

Una excursión imprescindible a las islas de Giske y Godøy, en la que nos zambullimos en la historia, reviviendo de este modo los acontecimientos y las tradiciones de la cultura vikinga y los clanes que hace siglos poblaban este espléndido archipiélago.



Lo que vamos a ver
  • Isla de Giske: iglesia de Giske Isla de Godøy: faro de la aldea de Alnes Monte Aksla: mirador


Lo que haremos
  • Iniciamos nuestra excursión partiendo de la isla de Giske, una de las muchas que componen el archipiélago del mismo nombre y cuyos habitantes (unas 6300 personas) disponen de una conexión de ferry con la ciudad de Ålesund y la península. Se puede llegar a estas islas a través de puentes y túneles submarinos, el más largo de los cuales mide 4,2 km. La legendaria isla de Giske gozaba en época vikinga de una posición especialmente privilegiada y ha albergado las residencias de algunas de las familias noruegas más importantes. A Giske se la conoce como la “isla de las sagas” por ser la tierra natal del jefe vikingo Rollo, descendiente de Guillermo el Conquistador, quien después se asentó en la costa septentrional de Francia, conocida hoy con el nombre de Normandía. Los asentamientos en la fértil y llana isla de Giske se remontan a los albores de la Edad de Bronce. Visitamos la iglesia de Giske que, construida en 1150 y revestida de placas de mármol, era originariamente una capilla perteneciente al poderoso clan Giske. La iglesia ostenta una pintura de altar policroma y un púlpito finamente trabajado. A continuación, nos dirigimos a la segunda isla de nuestra excursión, la isla de Godøy, donde visitamos un faro de 1876, situado en el pequeño pueblo de pescadores de Alnes, frente al océano Atlántico. Para disfrutar realmente de la sensación de aislamiento del lugar, quien se sienta con fuerzas puede subir las escaleras de los cinco niveles que componen la estructura —construida íntegramente en madera— y que conducen a la cima del faro, hasta el mirador. Terminada la visita al faro, regresamos a Ålesund pasando por el mirador del monte Aksla que, junto con los miradores de Fjellstua y Kniven, constituye una de las mayores atracciones de Ålesund. De hecho, desde él podemos disfrutar de una estupenda vista de la ciudad, de las encantadoras islas de alrededor y de los majestuosos Alpes de Sunnmøre.

Qué hay que saber
  • Las plazas son limitadas; se recomienda reservar con antelación.
  • Se recomienda llevar calzado cómodo.