RECORRIDO POR LA ISLA DE VIGUR EN BARCO

  • Puerto

    Isafjord

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Visita turística, Degustación

  • Precio

    Adultos

    EUR110.0

  • Horas de duración

    3.0

  • Código excursión

    2242

Descripción

Un recorrido por la encantadora isla de Vigur, para redescubrir en las actividades de sus habitantes usos, costumbres y oficios del pasado que se han transmitido hasta nuestros días.



Lo que vamos a ver
  • Vigur, fiordo Isafjardardjúp, avistamiento de aves Antiguo molino de viento Embarcación del siglo XVIII todavía en uso Viktoría House La oficina de correos más pequeña de Europa


Lo que haremos
  • Salimos rumbo a Vigur, una preciosa isla de 2 km de longitud y tan solo 400 metros de anchura: un oasis verde rodeado por las aguas azules del fiordo Isafjardardjúp. Su nombre quiere decir "arpón" y deriva de su forma alargada. En primavera, inmensas colonias de aves marinas eligen esta isla para anidar y, en verano, es facilísimo avistar numerosos ejemplares de frailecillos —el ave más emblemática de Islandia— posando para regalarnos instantáneas únicas, junto con golondrinas, araos y muchas otras especies. En la isla de Vigur solo habita una familia, que vive de su tesoro más preciado: la presencia de tantos pájaros. La vida diaria de la “población” se rige por las estaciones y por los ciclos de las aves: en primavera, por ejemplo, se recoge y limpia el plumón y se protegen escrupulosamente los nidos de los patos. En Vigur se conservan algunas técnicas antiguas de cultivo y se encuentra el único molino de viento que existe en Islandia. Se construyó en 1840 y estuvo activo hasta 1917. Se utilizaba para moler grano procedente de Dinamarca y se ha conservado perfectamente hasta nuestros días, igual que la embarcación de ocho remos del siglo XVIII que todavía hoy se utiliza para trasladar ovejas a tierra. Los edificios presentes en la isla también son antiguos y datan de hace dos siglos. La Viktoría House se construyó en 1862 con madera trabajada en Noruega. En 1993, el Museo Nacional de Islandia restauró el edificio. Antes de regresar, visitamos la oficina de correos más pequeña de Europa. Quien lo desee, puede enviar a casa una bonita postal.

Qué hay que saber
  • Las plazas son limitadas; se recomienda reservar con antelación.
  • La excursión se realiza con guía de habla inglesa.
  • Excursión no recomendada a personas que sufran de mareo o con dificultades para caminar.
  • La excursión puede cancelarse por mal tiempo.