ÍSAFJÖRDUR Y ÓSVÖR, EL PUEBLO DE LOS PESCADORES

  • Puerto

    Isafjord

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Visita turística, Cultural, Degustación

  • Precio

    Adultos

    EUR100.0

  • Horas de duración

    3.0

  • Código excursión

    2241

Descripción

Recorrido por la ciudad portuaria de Ísafjörður, el asentamiento más grande de los fiordos occidentales islandeses y un importante centro comercial y cultural del país.



Lo que vamos a ver
  • Ísafjörður, Nedstikaupstadur Carretera costera de Óshlid Pueblo de Bolungarvík, Museo Marítimo de Ósvör Cumbres del “Djúp” Ísafjörður, Museo del Mar * Degustación de platos típicos y aguardiente local


Lo que haremos
  • Nuestra excursión empieza en el puerto de Ísafjörður, el mayor asentamiento de los fiordos occidentales islandeses. Situada sobre una lengua de tierra glaciar larga y llana, con forma de gancho, que se asoma sobre el fiordo, esta ciudad es la capital comercial y cultural de la región, aunque a nosotros nos parezca un pequeño pueblo. Su parte más antigua, llamada Nedstikaupstadur, alberga edificios que datan del siglo XVIII, como testimonio de la gran importancia que ha tenido Ísafjörður durante siglos como uno de los principales núcleos comerciales de Islandia. Desde Ísafjörður nos adentramos en la ciudad y, recorriendo la estrecha carretera costera de Óshlid, nos dirigimos hacia Bolungarvík: uno de los pueblos de pescadores más antiguos de Islandia, protegido por una encantadora bahía rodeada de escarpadas montañas. Visitamos el Museo Marítimo de Ósvör, que recrea la antigua vida de la gente de mar. Este museo se utilizó en su día como puerto para barcas de remos y se restauró en 1988; es un perfecto ejemplo de cómo fue la vida de los pescadores islandeses hasta principios del siglo XX. A continuación, volvemos a Ísafjörður. Durante el trayecto podemos admirar las increíbles cumbres del “Djúp”, el más grande de los fiordos occidentales. Después, exploramos la parte más antigua de Ísafjörður y visitamos el Museo del Mar, situado en uno de los edificios de más edad de la ciudad. Detrás del museo se encuentran otros tres edificios que datan de 1780, todos ellos perfectamente conservados. Durante la excursión, aprovechamos la ocasión para degustar algunos platos típicos, como pescado seco y tiburón, conservados a la manera islandesa, y —cómo no— el aguardiente local.

Qué hay que saber
  • Las plazas son limitadas; se recomienda reservar con antelación.
  • La excursión se realiza con guía de habla inglesa.