UN PASEO PARA DESCUBRIR BREMEN

  • Puerto

    Bremerhaven

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Visita turística, Cultural

  • Precio

    Adultos

    EUR59.0

  • Horas de duración

    4

  • Código excursión

    1961

Descripción

Un paseo por las calles y plazas de Bremen para admirar su rincones antiguos y modernos, entre monumentos góticos y estatuas declaradas Patrimonio de la UNESCO, marcas de fama internacional y vistas fascinantes sobre el río al que la ciudad debe su prosperidad. 



Lo que vamos a ver
  • Recorrido panorámico 
  • Centro histórico y zonas modernas de Bremen 
  • Ayuntamiento gótico y Estatua de Rolando 
  • Monumento a los músicos de Bremen


Lo que haremos
  • Dejamos el muelle para emprender un fascinante recorrido panorámico hasta Bremen, una antigua ciudad que ha crecido a lo largo de la ribera del río Weser, que atraviesa toda la población.
  • Fundada por ricas e influyentes familias de comerciantes, su conveniente ubicación en el Weser ha hecho que durante siglos sea una ciudad portuaria por excelencia, gracias a su excelente conexión con el mar del Norte por vía fluvial.
  • Una vez en el destino, iniciamos un agradable paseo a pie con nuestro guía, que nos acompaña a descubrir el centro histórico de la ciudad, repleto de monumentos fascinantes, y la Bremen más moderna, hogar de famosas marcas internacionales como la cerveza Beck's o el café Jacobs.
  • La estatua de bronce de los animales protagonistas del célebre cuento de los hermanos Grimm, "Los músicos de Bremen", realizada en 1951 por el artista Gerhard Marcks y que representa a un burro, un perro, un gato y un gallo, nos transporta a la infancia y llama inevitablemente la atención de grandes y pequeños.
  • El espectacular ayuntamiento antiguo de estilo gótico, que se alza en la Plaza del Mercado, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2004, junto a la Estatua de Rolando situada enfrente, el monumento más antiguo y más grande en su género de Alemania.
  • Una vez finalizado el paseo, volvemos al autocar, que nos espera para regresar al barco.

Qué hay que saber