ATENAS, ACRÓPOLIS Y NUEVO MUSEO DE LA ACRÓPOLIS

  • Puerto

    Atenas

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Visita turística, Cultural

  • Precio

    Adultos

    EUR70.0

  • Horas de duración

    5.0

  • Código excursión

    0940

Descripción

Nos zambullimos en el pasado paseando entre las ruinas de la Acrópolis, en su momento ciudad sagrada, que aún hoy conserva testimonios del glorioso pasado de la Antigua Grecia. No perdemos la ocasión de visitar el Nuevo Museo de la Acrópolis, una obra arquitectónica que resalta en su justa medida los tesoros que alberga. Finalmente nos despedimos de la viva y cosmopolita Atenas, donde lo antiguo y lo moderno conviven en perfecta armonía.



Lo que vamos a ver
  • Acrópolis Nuevo Museo de la Acrópolis Atenas, Universidad, Biblioteca Nacional, Academia Nacional, Arco de Adriano, Plaza de la Constitución, Tumba del Soldado Desconocido, Parlamento (recorrido panorámico)


Lo que haremos
  • Desde el puerto del Pireo bordeamos en autocar el puerto naval de Zea, construido por Temístocles para defenderse del imperio persa a principios del siglo V a.C. Legamos rápidamente a Atenas, cuna de la civilización occidental y capital de Grecia. Grande y moderna, esta ciudad alberga las más increíbles ruinas de la historia. Aquí iniciamos nuestro viaje en el tiempo visitando la encantadora Acrópolis, el complejo antiguo más importante del mundo occidental. Admiramos extasiados el Partenón, que se presenta en toda su magnificencia y perfección arquitectónica. Siempre llevaremos grabadas en nuestra retina imágenes del templo más famoso del mundo, edificado en 447 a.C. y consagrado a la diosa Atenea Parthenos en 438 a.C., que a lo largo de los siglos ha hecho las veces de iglesia, mezquita y arsenal, y aún hoy constituye el emblema de la ciudad de Atenas además de ser, quizás sin exagerar, el símbolo más valioso de nuestra civilización. La siguiente etapa es la visita al Nuevo Museo de la Acrópolis, caracterizado por un diseño moderno y que alberga un tesoro de obras de inestimable valor, en particular las esculturas que decoraban originariamente los monumentos de la Acrópolis. Construido encima de las excavaciones, el Museo se desarrolla en tres plantas y se sostiene mediante más de 100 pilastras posicionadas de manera individual. En el primer piso admiramos la exposición temporal y quedamos fascinados por las excavaciones antiguas, visibles gracias al suelo de cristal transparente. Subimos las escaleras de cristal y llegamos a un espacio a doble altura donde se encuentran expuestos de manera permanente los restos arqueológicos encontrados que datan de la época arcaica y el último periodo romano. Finalmente, nos espera la visita al tercer piso, que nos regala emociones únicas. Dicho espacio, que alberga la galería del Partenón, ha sido trasladado 23 grados respecto a la parte de edificio inferior, para mostrar la posición del templo sobre la roca de la Acrópolis. Continuamos la visita con un recorrido panorámico por la ciudad. Nos perdemos en el tráfico: Atenas es un centro bastante agitado y comprendemos inmediatamente que aquí reside aproximadamente la mitad de la población de Grecia. Admiramos algunas de las más famosas atracciones de la ciudad, como *la Universidad, la Biblioteca Nacional y la Academia Nacional, el Arco de Adriano, la Plaza de la Constitución, la Tumba del Soldado Desconocido y el Parlamento.

Qué hay que saber
  • La visita a la Acrópolis requiere subir una cuesta y caminar por terreno accidentado, por lo que se recomienda llevar calzado cómodo.
  • Las plazas son limitadas; se recomienda reservar con antelación.