DOS TESOROS DEL PELOPONESO: EPIDAURO Y MICENAS

  • Puerto

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Visita turística, Cultural, Comida incluida

  • Precio

    Adultos

    EUR110.0

  • Horas de duración

    6.5

  • Código excursión

    0885

Descripción

En busca de Epidauro y Micenas, antiguas ciudades crisol de arte e historia, así como de los sabores de la Grecia más auténtica.



Lo que vamos a ver
  • Epidauro, excavaciones arqueológicas Micenas, Puerta de los Leones, Tumba de Atreo Comida en un restaurante típico


Lo que haremos
  • Atravesamos el maravilloso Peloponeso rural para llegar a una perla de Grecia: Epidauro, pequeña ciudad de la Argólida acomodada en las frescas laderas de un valle cubierto de exuberante vegetación. Probablemente, en este lugar idílico, los fundadores creían en las virtudes escondidas de las plantas y el agua hasta el punto de dedicar la zona a Asclepio, el dios de la medicina, que según la leyenda podía devolver la salud a los enfermos y resucitar a los muertos. No obstante, Epidauro se conoce asimismo por el maravilloso teatro del siglo IV a.C., que destaca por poseer una acústica excelente. Aún se siguen realizando representaciones teatrales y el espectáculo debe de ser verdaderamente atractivo. Continuamos en autocar en dirección a Micenas, descrita por Homero como la "ciudad rica en oro y finamente construida". Encastrada entre las colinas a los pies de los montes Zara y Agios Ilias, la ciudad nos sorprende con sus fascinantes ruinas, testimonio de los fastos del pasado. El arqueólogo alemán Schliemann fue quien llevó a cabo las primeras excavaciones en 1876: en su obsesiva búsqueda de la Tumba de Agamenón, el estudioso sacó a la luz la famosa Puerta de los Leones, arco de entrada a la ciudad que contiene las tumbas de algunos nobles de la Antigüedad, ricas en ajuares funerarios y objetos de oro de inestimable valor. Entre las tumbas más interesantes destaca la de Atreo por su insólita forma de colmena. Para refrescar cuerpo y mente, nos abandonamos a los placeres de la mesa en un restaurante típico a poca distancia de Micenas: ¡una auténtica delicia para el paladar y el espíritu!

Qué hay que saber
  • Las plazas son limitadas; se recomienda reservar con antelación.
  • Esta excursión incluye un recorrido a pie por terreno accidentado; se recomienda llevar calzado cómodo.
  • Excursión no recomendada a personas con dificultades para caminar.