DIVERSION EN FAMILIA - LA HISTORIA Y LAS COMPETICIONES DE OLIMPIA

  • Puerto

    Katákolo/Olimpia

  • Nivel de dificultad

    no disponible

  • Tipo

    Divertida

  • Precio

    Adultos

    EUR55.0

  • Horas de duración

    4.0

  • Código excursión

    0853

Descripción

Olimpia, joya arqueológica del Peloponeso, nos permite viajar al pasado para revivir la magia de los comienzos de la historia, los orígenes de los valores del deporte y la cultura de la antigüedad. Los más pequeños podrán vestirse como los antiguos atletas y participar en competiciones similares a las de los Juegos Olímpicos de la antigua Grecia. ¡Una oportunidad única para grandes y pequeños!



Lo que vamos a ver
  • Olimpia y su yacimiento arqueológico * Simulacro de los Juegos Olímpicos de la antigüedad para niños y jóvenes


Lo que haremos
  • En Olimpia nos recibe un guía experto, que nos acompaña a descubrir esta antigua ciudad, donde los vestigios de templos, estatuas, edificios públicos y alojamientos de sacerdotes y atletas dan testimonio de la magnificencia y el esplendor de su pasado. Olimpia está situada en un valle a lo largo del río Alfeo, en el Peloponeso noroccidental, y cada cuatro años se convertía en la sede de los celebres Juegos Olímpicos celebrados en honor al dios Zeus. Aquí, en el año 776 a.C., se redactó por primera vez una lista de vencedores, que probablemente representa los resultados de las primeras Olimpiadas de la historia. Mientras paseamos por la antigua Olimpia, entre sus vestigios arqueológicos, nos parece oír todavía los gritos de los espectadores animando a los atletas, y podemos respirar el ambiente festivo que se vivía en aquellos cinco larguísimos días, durante los cuales los mejores atletas competían en las diversas disciplinas deportivas: lucha, carreras de carros y de caballos, pentatlón y pancratium (una primitiva forma de boxeo). Nos sumergimos en el pasado para descubrir los pequeños secretos de este evento deportivo, que en sus orígenes estaba reservado únicamente a los atletas varones de origen griego y que, posteriormente, se abrió también a los jóvenes romanos. Tal vez no todo el mundo sepa que el acceso a la ciudad, a los santuarios y a las gradas estaba estrictamente vetado a los esclavos y a las mujeres, bajo amenaza de una terrible pena de muerte, que consistía en despeñarlos desde una roca cercana. A continuación nos detenemos en las antiguas plazas, donde en el pasado los mercaderes y los ciudadanos podían reunirse para hablar de sus negocios. Tras esta emocionante visita al yacimiento, los más jóvenes pueden participar en una competición similar a la de los antiguos Juegos Olímpicos, vistiendo a la manera de los atletas de la antigua Grecia y reviviendo el ambiente festivo del pasado. Según la antigua tradición, el ganador recibe una corona de olivo, el kotinos_, en honor a Zeus, padre de los dioses._ Antes de concluir nuestra excursión, a todos los niños se les entregará un "diploma de participación" como recuerdo de esta memorable jornada, en la que se compite "no por el premio, sino por el honor".

Qué hay que saber
  • Las plazas son limitadas; se recomienda reservar con antelación.