UN RECUERDO DE LA ANTIGUA OLIMPIA

  • Puerto

    Katákolo/Olimpia

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Cultural, Compras

  • Precio

    Adultos

    EUR55.0

  • Horas de duración

    3.5

  • Código excursión

    0842

Descripción

¿Qué mejor manera de concentrar, en una alquimia perfecta, los comienzos de la historia, los orígenes de los valores del deporte, la cultura antigua, los grandes mitos clásicos y el mundo moderno? Esta excursión ofrece la posibilidad de combinarlo todo ello en un lugar irrepetible: Olimpia



Lo que vamos a ver
  • La antigua Olimpia: yacimiento arqueológico y plazas antiguas * La Olimpia moderna


Lo que haremos
  • En Olimpia nos espera nuestro guía, que nos conducirá a descubrir todos los rincones de esta antigua ciudad sagrada, llena de templos, monumentos, alojamientos de sacerdotes y atletas, y edificios públicos. Situada en un valle atravesado por el río Alfeo, en el Peloponeso noroccidental, esta ciudad se convertía, cada cuatro años, en la sede de los famosos Juegos Olímpicos en honor a Zeus. Aquí, en el año 776 a.C., se redactó por primera vez una lista de vencedores, que probablemente representa los resultados de las primeras Olimpiadas de la historia. Mientras paseamos por la antigua Olimpia, entre sus vestigios arqueológicos, nos parece oír todavía los gritos de los espectadores animando a los atletas, y podemos respirar el ambiente festivo que se vivía en aquellos cinco larguísimos días, durante los cuales los mejores atletas competían en las diversas disciplinas deportivas: lucha, carreras de carros y de caballos, pentatlón y pancratium (una primitiva forma de boxeo). Nos sumergimos en el pasado para descubrir los pequeños secretos de este evento deportivo, que en sus orígenes estaba reservado únicamente a los atletas varones de origen griego y que, posteriormente, se abrió también a los jóvenes romanos. Tal vez no todo el mundo sepa que el acceso a la ciudad, a los santuarios y a las gradas estaba estrictamente vetado a los esclavos y a las mujeres, bajo amenaza de una terrible pena de muerte, que consistía en despeñarlos desde una roca cercana. A continuación nos detenemos en las antiguas plazas, donde en el pasado los mercaderes y los ciudadanos podían reunirse para hablar de sus negocios. Una vez terminada la visita guiada, no dejamos escapar la oportunidad de descubrir las calles de la*Olimpia moderna*, que nos devolverá a la realidad despertándonos de la magia del pasado. Podemos degustar un típico —y fuerte— café griego, saborear un vasito de ouzo* fresco, o comprar un souvenir que, de regreso a casa, nos hará recordar un fragmento de historia que, durante unas pocas horas densas de emociones, nos ha hecho protagonistas de un sueño.

Qué hay que saber
  • La excursión incluye un recorrido a pie de aproximadamente 1 hora y 30 minutos, por lo que se recomienda llevar ropa y calzado cómodos.
  • Debido a las obras en el aparcamiento del complejo arqueológico de Olimpia, el autocar se detendrá a 400 m de la entrada (unos 5 minutos a pie).
  • No se permite entrar con mochilas de gran tamaño al museo y al yacimiento arqueológico.
  • Excursión no recomendada a personas con dificultades para caminar.