EL CASTILLO ODESCALCHI Y EL LAGO DE BRACCIANO

  • Puerto

    Civitavecchia / Roma

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Cultural

  • Precio

    Adultos

    EUR55.0

  • Horas de duración

    4.5

  • Código excursión

    0782

Descripción

Una ocasión fantástica para visitar un lugar encantado, a poca distancia de Roma: un castillo magnífico donde el tiempo parece haberse detenido y un burgo fascinante con espectaculares vistas a un lago desde las alturas.



Lo que vamos a ver
  •  Castillo de Odescalchi Castle (visita interior): Hall de los Papas,
  •  Ciudad de Bracciano (tiempo libre)


Lo que haremos
  • Salimos del puerto de Civitavecchia en dirección a la orilla sur del lago de Bracciano, situado a pocos kilómetros de Roma, donde se encuentra magníficamente emplazado el majestuoso Castillo de Odescalchi, una de las mansiones feudales más imponentes de Europa. Se construyó a partir de la segunda mitad del siglo XV, y combina a la perfección la arquitectura militar y la civil. El castillo, que sigue siendo propiedad de la familia Odescalchi y lleva abierto al público desde 1952, narra sus seis siglos de historia a través de armas antiguas, mobiliario, pinturas, libros y manuscritos, decoraciones y frescos. Visitamos sus numerosas salas, entre las que destaca la Sala Papal, conocida por haber acogido al papa Sixto IV cuando huía de la epidemia que azotaba Roma; la Sala de Hércules, donde se encuentra una parte de la colección de armas iniciada por el príncipe Ladislao Odescalchi en el siglo XIX; y el jardín secreto, que da al lago de Bracciano y se encuentra rodeado por las antiguas murallas del castillo. Después de la visita, nuestro guía nos lleva al precioso burgo de Bracciano, con un núcleo medieval desarrollado en el entorno del castillo. Paseamos por sus callejuelas estrechas viendo espléndidas vistas del lago. Antes de regresar al puerto, disfrutamos de un poco de tiempo libre para despedirnos, cada uno a nuestro modo, de esta localidad tan especial.

Qué hay que saber

- Esta excursión está reservada a los pasajeros que no desembarcan en Civitavecchia.

Esta excursión no se recomienda a personas con dificultades de movilidad.