VISITA A LISBOA

  • Puerto

    Lisboa

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Cultural, Compras

  • Precio

    Adultos

    EUR55.0

  • Horas de duración

    4.0

  • Código excursión

    0721

Descripción

Un recorrido para descubrir el pintoresco centro histórico de Lisboa, con la Praça do Comércio, considerada por muchos la plaza más bella de Europa, los elegantes barrios de Belém y Restelo, y el Monasterio de San Jerónimo.



Lo que vamos a ver
  • Praça do Comércio 
  • Rossio (plaza Dom Pedro IV) 
  • Praça dos Restauradores 
  • Avenida da Liberdade 
  • Parque Eduardo VII 
  • Barrio de Belém y zona residencial de Restelo: Monasterio de San Jerónimo, Torre de Belém y Monumento a los Descubrimientos


Lo que haremos
  • Ciudad de contrastes, donde los motivos modernos se combinan fundiéndose con los clásicos, Lisboa se caracteriza por una extraordinaria luminosidad que acentúa la variedad e intensidad de los colores. La capital de Portugal está repleta de lugares imprescindibles: La Praça do Comércio, considerada por muchos la plaza más bella de Europa; el Rossio, nombre común de la plaza Dom Pedro IV, corazón de la ciudad, desde donde salen todas las calles principales; la Praça dos Restauradores, realizada en conmemoración de la liberación de Portugal del dominio español, que tuvo lugar en 1640, y caracterizada por la presencia de un obelisco en el que están marcadas las fechas de la Restauración portuguesa; la Avenida da Liberdade, considerada la calle más lujosa de Lisboa, con sus fuentes y dibujos abstractos en el pavimento, por donde antiguamente solo podía pasear la alta sociedad; y el Parque Eduardo VII, uno de los pulmones verdes de la ciudad, creado a finales del siglo XIX y dedicado al soberano inglés Eduardo VII. 
  • Durante la excursión, disponemos asimismo de algo de tiempo libre para dar un paseo por el centro. 
  • Las siguientes etapas del recorrido son el barrio de Belém y la zona residencial de Restelo, donde visitamos el Monasterio de San Jerónimo. El recorrido finaliza con una parada en la Torre de Belém y el *Monumento a los Descubrimientos, erigido en 1960 en conmemoración del quinto centenario de la muerte del rey Enrique el Navegante, así como para celebrar los descubrimientos geográficos realizados por los navegantes portugueses a partir del siglo XV.

Qué hay que saber
  • Se recomienda llevar ropa adecuada para los lugares de culto que se visitan.
  • Los lunes, la visita al Monasterio de los Jerónimos será sustituida por la visita al Palacio de Ajuda.