TESOROS DE ARTE Y DE CULTURA POPULAR

  • Puerto

    Valencia

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Cultural

  • Precio

    Adultos

    EUR50.0

  • Horas de duración

    4.0

  • Código excursión

    0613

Descripción

La tradición de Valencia entre sacro y profano: monumentos y vestigios cristianos, mercados y celebraciones paganas para descubrir las múltiples facetas de esta ciudad.



Lo que vamos a ver
  • Catedral y Santo Cáliz Tribunal de las Aguas Lonja, Mercado Central * Museo de las Fallas


Lo que haremos
  • Nuestra visita a Valencia empieza por la Catedral, conocida entre los valencianos como "La Seu", es decir, "La Sede", que todavía hoy representa el centro de la vida religiosa, cultural y cotidiana de la ciudad. Contemplamos desde fuera esta magnífica iglesia, cuya construcción se inició en 1262, en estilo gótico-cisterciense, y se prolongó hasta el siglo XVIII, dando lugar a una espléndida y armoniosa fusión entre diferentes estilos arquitectónicos. Bajo uno de sus portales se celebra cada jueves el famoso Tribunal de las Aguas, la institución jurídica más antigua de Europa, que resuelve por la vía rápida y sin posibilidad de recurso cualquier litigio relacionado con el uso y el aprovechamiento del agua de riego en la fértil llanura valenciana. El tribunal, de origen medieval, se reúne cada jueves a las 12.00, cuando suenan las campanas del "Miguelete", el campanario de la Catedral, manteniendo así viva una singular tradición. Pero en el interior de la Catedral es donde se guarda celosamente la reliquia más antigua que veneran los cristianos: el Santo Cáliz que, según la tradición, sería el cáliz del que bebió Jesús durante la Última Cena. A continuación, nos dirigimos a la Lonja, la antigua bolsa de la seda, uno de los edificios civiles en estilo gótico puro más fascinantes de la historia. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1996, la Lonja representa un símbolo de la riqueza de Valencia durante su auge —que tuvo lugar alrededor del siglo XV—, y de la revolución comercial y social que tuvo lugar en la baja Edad Media. Cruzamos ahora la calle para visitar el famoso Mercado Central de Valencia que, con una superficie de más de 8.000 m2 y un millar de puestos, es uno de los mercados cubiertos más grandes de Europa. Las cúpulas de cristal, la carpintería de hierro en estilo modernista y los azulejos de vivos colores son el escenario en el que se mezclan cada día los aromas y los colores de los puestos, que ofrecen los productos de la tierra y del mar en un entorno increíblemente sugestivo. Pero lo más auténtico de la tradición y de la sátira más afilada lo encontramos en el Museo de las Fallas. Las fallas son auténticos monumentos satíricos artesanales realizados por los habitantes de cada barrio, que acaban quemados en la noche del 19 de marzo, día de la fiesta de San José. En el museo se conservan las fallas que son indultadas por votación popular y que, por lo tanto, se salvan del fuego.

Qué hay que saber
  • Se recomienda llevar ropa adecuada para los lugares de culto que se visitan.
  • En caso de celebraciones religiosas, la catedral se visita solo desde fuera.
  • Los domingos, el Mercado Central está cerrado, por lo que podrá visitarse solo por fuera.