TODAS LAS FACETAS DE GRAN CANARIA

  • Puerto

    Las Palmas

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Visita turística, Excursión a la naturaleza, Comida incluida

  • Precio

    Adultos

    EUR75.0

  • Horas de duración

    7.5

  • Código excursión

    0565

Descripción

Descubrimos las numerosas facetas de Gran Canaria, una isla que por la belleza de sus paisajes y sus numerosas riquezas naturales, arquitectónicas y culturales, atrae un turismo que busca clima suave y un destino lleno de encanto.



Lo que vamos a ver
  • Arucas Teror, Basílica de Nuestra Señora del Pino Tejeda Comida a base de especialidades canarias Reserva Natural de las Dunas de Maspalomas


Lo que haremos
  • Abandonamos el puerto de Las Palmas rumbo a Arucas, una pequeña ciudad que cuenta con un centro histórico característico y una magnífica zona panorámica, construida en los años 50 sobre el relleno del antiguo cráter de la Montaña de Arucas, desde donde podemos disfrutar de unas vistas impresionantes desde los cuatro puntos cardinales. De nuevo en el autocar, nos dirigimos a Teror, una localidad que se alza sobre una meseta a 575 metros sobre el nivel del mar. En esta pequeña ciudad, de gran interés religioso y destino de peregrinaciones, visitamos la Basílica de Nuestra Señora del Pino acompañados por nuestro guía. La basílica es una espectacular iglesia que debe su nombre al hecho de que, según la tradición, en 1481 se apareció la Virgen María entre las ramas de un pino, cerca del lugar en el que, unos años más tarde, se construyó la iglesia. Volvemos al autocar para poner rumbo al centro de la isla y llegamos a Tejeda, un pueblo con paisajes únicos, en el que llaman la atención las rocas volcánicas que surgen inesperadamente de las crestas de las montañas. Miguel de Unamuno, escritor y filósofo de la famosa "generación del 98", lo calificó con toda justicia de "tempestad petrificada". En esta zona descubrimos dos formaciones simbólicas de las Canarias: el Roque Bentayga y, sobre todo, el Roque Nublo, un enorme monolito de más de 70 metros de altura, fruto de la milenaria actividad volcánica que ha dado origen a la isla. Tras una sabrosa comida a base de especialidades de las islas Canarias, reanudamos nuestro itinerario, ahora en dirección hacia la costa sur de la isla y la Reserva Natural de las Dunas de Maspalomas. Su playa es, sin duda, la más bonita de la isla: una extensión de 250 hectáreas en las que se sucede un sinfín de dunas de arena, constantemente modeladas por el viento y acariciadas por las aguas del océano Atlántico, regalándonos un espectáculo de inusual belleza.

Qué hay que saber
  • El recorrido panorámico es bastante sinuoso.
  • Las plazas son limitadas; se recomienda reservar con antelación.