EL TIBET MÍSTICO ENTRE TRADICIÓN Y ESPIRITUALIDAD - DE SHANGHÁI A HONG KONG (5 días/4 noches) - (habitación doble)

  • Puerto

    Shanghái

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Visita turística, Excursión a la naturaleza, Cultural, Comida incluida

  • Precio

    Adultos

    EUR3390.0

  • Horas de duración

    90.5

  • Código excursión

    02W3

Descripción Una aventura exótica en el corazón de continente asiático para admirar las maravillas naturales y arquitectónicas tibetanas. Quedaremos maravillados con sus ambientes místicos y sus lugares de abrumadora belleza y majestuosidad, en los cuales el tiempo parece haberse detenido como por arte de magia.

Lo que vamos a ver
Día 1
  • Vuelo de Shanghái a Chengdu
  • Cena y espectáculo Sichuan Opera Show
Día 2
  • Calle Jinli y la antigua Chengdu
  • Vuelo de Chengdu a Lhasa
Día 3
  • Palacio de Potala
  • Monasterio Sera
  • Ceremonia del té tibetano en la casa de té Woeser Zedroe
Día 4
  • Templo de Jokhang
  • Lago sagrado de Yamdrok
  • Vuelo de Lhasa a Chengdu
Día 5
  • Vuelo de Chengdu a Hong Kong
  • Regreso en barco


Lo que haremos DÍA 1
  • Dejamos el puerto de Shanghái para dirigirnos al aeropuerto, donde embarcamos en el avión que nos conducirá a Chengdu, en el corazón de la República China. Situada en una llanura fértil llamada Tianfu zi guo (que significa «zona paradisíaca»), Chengdu es una de las ciudades más importantes de China, centro neurálgico del transporte y las comunicaciones del país.
  • Al llegar, nos trasladamos hasta el Chengdu City Center Hotel y después de cenar asistimos al famoso espectáculo Sichuan Opera Show. Este animado espectáculo nos conquistará con máscaras tradicionales, música en vivo, títeres coloridos, diálogos humorísticos, increíbles acróbatas y sugerentes sombras chinas, permitiéndonos saborear realmente la más auténtica cultura oriental.
DÍA 2
  • Tras el desayuno y el check-out, nos dirigimos a la calle Jinli, una de las más antiguas de la historia de la región. La calle Jinli cuenta con numerosos edificios del estilo arquitectónico de la dinastía Qing que se alternan con restaurantes tradicionales y tiendas de recuerdos, casas de té, deliciosas especialidades locales, artesanía tradicional, telas y brocados. Esta calle representa la vida de Chengdu y exalta las características y los atuendos más auténticos, permitiéndonos viajar hacia atrás en el tiempo para ofrecernos una visión de la antigua ciudad de Chengdu.
  • Hemos llegado al final de nuestra estancia en Chengdu y, por tanto, nos dirigimos al aeropuerto para embarcarnos en un vuelo en dirección a Lhasa, a bordo del cual nos sirven el almuerzo.
  • Situada a una altitud de 3650 metros en el valle de Kyi Chu y rodeada de espectaculares montañas nevadas, Lhasa es la capital de la Región Autónoma del Tíbet. Gracias a sus templos místicos y sus antiguos monasterios, representa un cruce de culturas exóticas y atemporales.
  • Después de aterrizar, nos dirigimos al lujoso hotel Intercontinental Lhasa Paradise y, tras cenar en un típico restaurante local, disfrutamos de un merecido descanso.
DÍA 3
  • Tras un delicioso desayuno, nos dirigimos hacia el majestuoso Palacio de Potala, el emblema del Tíbet por excelencia. Este monumental grupo de edificios toma su nombre de la montaña en la que se encuentra y es la morada de Avalokiteśvara, la divinidad de la gran compasión. Fue construido durante el reinado del quinto Dalai Lama y fueron necesarios más de 50 años y más de 10 000 hombres para completarlo. Hasta la década de los 60 fue la residencia principal del Dalai Lama, momento en el que el 14o Dalai Lama se vio obligado a huir a la India tras la invasión china y el levantamiento fallido de 1959. Durante sus 1300 años de historia, ha tenido numerosos roles y funciones: palacio, fortaleza, monasterio y sede gubernamental. Actualmente se ha convertido en museo y ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
  • Sus 13 plantas se elevan a 117 metros de altura y albergan más de 1000 habitaciones, 10 000 relicarios y alrededor de 200 000 estatuas. Su compleja estructura compuesta por varios muros está formada por numerosas habitaciones, capillas, santuarios y bibliotecas repartidos en diferentes niveles y conectados por galerías laberínticas. Estas galerías discurren serpenteantes por oscuros pasillos, subiendo y bajando escaleras y a través de pequeñas habitaciones que conducen a salones más grandes, decorados con pinturas, obras repletas de joyas, grabados y otros adornos que muestran las vidas de los antiguos Dalai Lamas.
  • Durante la visita, nos detenemos en un restaurante típico, donde podemos saborear algunas de las especialidades locales.
  • Nuestra segunda parada es el Monasterio Sera (que significa literalmente «seto de rosas»), uno de los tres principales monasterios del budismo tibetano. Se trata de un lugar de culto y estudio en el que los monjes aprenden filosofía oriental y el arte del debate: en el patio es posible observarlos mientras se ocupan de los dictados más discutidos de la doctrina budista. 
  • Es el momento de disfrutar de una taza de té tradicional tibetano en la casa de té Woeser Zedroe: su atmósfera única y sus sabores exóticos nos conquistarán.
  • Por último, nuestra emocionante jornada en la capital tibetana concluye con una apetitosa cena con especialidades locales.
DÍA 4
  • Después del desayuno y el check-out, comenzamos nuestra excursión y nos preparamos para visitar el prestigioso Templo de Jokhang. Este maravilloso edificio repleto de arte y espiritualidad fue construido por el rey Songtsen Gampo en el siglo VII, además de destruido y reconstruido tres veces, y es el templo más importante del budismo tibetano. Atravesamos la entrada del templo, pasamos los grandes quemadores de incienso que envían las ofrendas de humo de enebro a los dioses, y cruzamos las magníficas puertas de madera para entrar en el patio abierto y ver las numerosas filas de velas de mantequilla que se encuentran al final del mismo. Finalmente, acompañados por el canto salmódico de los monjes con túnica púrpura, avanzamos para llegar a la estatua de Kyilkhor Thil, situada en la parte principal del complejo. 
  • Más tarde nos dirigimos al lago Yamdrok (que literalmente significa «turquesa»), uno de los lagos sagrados más grandes del Tíbet. Como las montañas, los lagos son considerados sagrados por el pueblo tibetano, como lugares de residencia de divinidades protectoras y, por tanto, dotados de poderes espirituales especiales. En este caso, se cree que la diosa Dorje Gegkyi Tso se convirtió en este espejo de agua dulce y por esta razón, la leyenda dice que si sus aguas se secaran, el Tíbet ya no sería habitable. El lago Yamdrok también es conocido por albergar el monasterio de Samding, el único monasterio tibetano que ha sido guiado por una reencarnación femenina. 
  • Tras disfrutar de un almuerzo típico en un restaurante local, continuamos con nuestra aventura y nos dirigimos directamente al aeropuerto.
  • Embarcaremos en el vuelo que nos llevará de regreso a Chengdu, donde pasaremos la noche.
DÍA 5
  • Hemos llegado casi al final de nuestra excursión, por lo que volvemos al aeropuerto y tomamos el vuelo a Hong Kong.
  • A nuestra llegada, subimos a la lanzadera que nos llevará finalmente a nuestro barco. 

Qué hay que saber
  • Las plazas son limitadas, por lo que se aconseja reservar con antelación.
  • Todas las comidas están incluidas.
  • Hay guías en lengua española disponibles en número limitado; si no hubiera ninguna disponible, la excursión será guiada en inglés.
  • Para participar en la excursión, es necesario llevar consigo el pasaporte y el visado turístico para entrar en China, exigido en el momento del embarque.
  • Se aconseja llevar calzado cómodo.
  • La excursión no es aconsejable para los pasajeros con movilidad reducida.