LLUCHMAJOR Y PLAYA DE MURO

  • Puerto

    Palma

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Visita turística, Relax, Compras, Divertida, Comida no incluida

  • Precio

    Adultos

    EUR59.0

  • Horas de duración

    7

  • Código excursión

    02T7

Descripción

Lluchmayor nos da la bienvenida con su famoso mercado semanal en una mañana dedicada a las compras y a conocer las famosas celler, las tradicionales cantinas mallorquinas en las que degustar las especialidades de la isla antes de abandonarnos en un momento de relax sobre la arena blanca de la Playa de Muro, que costea las aguas tranquilas y turquesas de la costa septentrional de la isla.



Lo que vamos a ver
  • Paseo por el famoso mercado semanal de Lluchmayor y por las callejuelas del centro histórico
  • Traslado en autobús a la Playa de Muro y relax en la playa


Lo que haremos
  • Nos dirigimos en autobús a Lluchmayor, la tercera ciudad de la isla en número de habitantes. El desarrollo de esta floreciente localidad situada en el interior mallorquín data de principios del siglo XX, cuando nació también la primera industria de peletería que dio vida a una larga tradición de trabajo del cuero y la piel en la isla. Marcas de calzado famosas en todo el mundo, como Camper y Farrutx, nacieron precisamente aquí. En la actualidad tenemos la posibilidad de descubrir la mayor atracción de esta ciudad, el mercado semanal de los viernes, el más grande de la isla. Todas las semanas las callejuelas del centro histórico se llenan de puestecillos que venden todo tipo de cosas: fruta y verdura, jabones, zapatos, flores y los imprescindibles productos de peletería.
  • Para los que no se contenten solo con las compras, las calles de Lluchmayor ofrecen numerosos locales en los que degustar las delicias gastronómicas del lugar, y entre ellos destacan los tradicionales celler, cantinas de característico sabor mallorquín.
  • Dejamos el centro de Inca y tras un breve traslado en autobús llegamos a la Playa de Muro, una larguísima playa de fina arena blanca que se extiende a lo largo de seis kilómetros por la costa septentrional de Mallorca. Dotada con la prestigiosa Bandera Azul, esta playa es una de las más largas de Baleares, además de ser muy apreciada por las familias por la arena fina y el fondo marino que se degrada suavemente hacia las tranquilas aguas turquesas. Dada su longitud, Playa de Muro se divide en cuatro sectores, cada uno de los cuales es un auténtico paraíso para los bañistas que pueden encontrar servicios de todo tipo: hotel, restaurantes, alquiler de sombrillas y tumbonas, aseos, duchas y mucho más. La tranquilidad de esta equipadísima playa, accesible también para los discapacitados, está a cargo del personal de salvamento.

Qué hay que saber
  • La excursión no prevé guía, pero sí la presencia de un acompañante local. ?