ALCUDIA Y PLAYA DE MURO

  • Puerto

    Palma

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Excursión a la naturaleza, Relax, Compras, Divertida, Comida no incluida

  • Precio

    Adultos

    EUR59.0

  • Horas de duración

    7

  • Código excursión

    02T6

Descripción

En el norte de Mallorca, lejos de las localidades más populares de la isla, surge el encantador pueblo de Alcúdia. Sus altas murallas medievales encierran un maravilloso crisol de calles y edificios renacentistas, cuya tranquilad es interrumpida solamente por los olores y los colores del alegre mercado de la ciudad. Playa de Muro, con su largo litoral de aguas turquesas, es el destino predilecto de los que buscan unas vacaciones dedicadas a la comodidad y a los colores típicos de las Islas Baleares.



Lo que vamos a ver
  • Visita al centro histórico de Alcúdia y a su característico mercado para hacer algunas compras
  • Traslado en autobús a la Playa de Muro y relax en la playa


Lo que haremos
  • Nos dirigimos en autobús a Alcúdia, pequeña joya medieval que surge a pocos kilómetros de la costa. Las altas murallas medievales parecen proteger este encantador y tranquilo pueblecito de la caótica movida mallorquina, dejándonos el privilegio de descubrir en un ambiente relajante los callejones, las residencias históricas o casals, las casas de piedra y los deliciosos locales al aire libre en los que degustar las especialidades de la isla.
  • Descubrimos el mercado de Alcúdia que, además, de su situación envidiable, es uno de los más característicos de la isla: puestecillos de fruta, verdura, artesanía y bisutería se suceden a la sombra de las altas murallas del centro histórico.
  • Dejamos el mercado para dirigirnos en autobús a la Playa de Muro, una larguísima playa de fina arena blanca que se extiende a lo largo de seis kilómetros por la costa septentrional de Mallorca. Dotada con la prestigiosa Bandera Azul, esta playa es una de las más largas de Baleares, además de ser muy apreciada por las familias por la arena fina y el fondo marino que se degrada suavemente hacia las tranquilas aguas turquesas. Dada su longitud, Playa de Muro se divide en cuatro sectores, cada uno de los cuales es un auténtico paraíso para los bañistas que pueden encontrar servicios de todo tipo: hotel, restaurantes, alquiler de sombrillas y tumbonas, aseos, duchas y mucho más. La tranquilidad de esta equipadísima playa, accesible también para los discapacitados, está a cargo del personal de salvamento.