EL ENCANTO DE ERESFJORD Y LA CASCADA DE MARDALSFOSSEN, ENTRE CURSOS DE AGUA E ITINERARIOS POR TIERRA

  • Puerto

    Åndalsnes

  • Nivel de dificultad

    no disponible

  • Tipo

    Visita turística, Excursión a la naturaleza

  • Precio

    Adultos

    EUR85.0

  • Horas de duración

    3.5

  • Código excursión

    02ST

Descripción

Un tour para descubrir la parte occidental de Noruega, partiendo desde el mar y entrando en tierra. Destino excepcional es la localidad de Eresfjord, magnífico punto de observación del encantador paisaje circundante; desde aquí se accede a un mirador que como mínimo es único, con vistas a la cascada más alta del norte de Europa, para inmortalizar en espléndidas fotografías.



Lo que vamos a ver
  • Salida de Åndalsnes a bordo de una embarcación
  • Desembarco en Eresfjord, perla escondida de la Noruega occidental
  • Cascada de Mardalsfossen: la más alta del norte de Europa (parada fotográfica)


Lo que haremos
  • Dejamos Åndalsnes, una de las ciudades más bellas de Noruega, para dirigirnos a Eresfjord a bordo de una embarcación. Esta encantadora localidad tiene unos pocos cientos de habitantes y surge en la región más occidental de Noruega, el Vestlandet, entre el lago Eikesdalsvatnet y el fiordo Eresfjorden.
  • Lejos de los itinerarios turísticos masificados, esta preciosa localidad ofrece vistas impresionantes.
  • Aquí subimos a bordo de un autobús en dirección a un mirador especial desde donde podemos admirar la cascada más alta del norte de Europa: con una altura total de 655 metros y una caída libre de 297 metros, Mardalsfossen nos espera en todo su esplendor.
  • En 1970 se decidió emplear la cascada para producir energía hidroeléctrica, lo que dio lugar al surgimiento de un importante movimiento de protesta llamado “Mardøla action. A pesar de las manifestaciones, la cascada fue introducida en un sistema hidroeléctrico y está cerrada durante buena parte del año. Desde entonces, solo está abierta en la temporada estival, entre el 20 de junio y el 20 de agosto, permitiendo a los turistas contemplar las vistas.
  • Concedámonos aquí una parada fotográfica para inmortalizar la majestuosidad de las aguas y, disfrutar a lo lejos, de una espléndida vista sobre el lago Eikesdalsvatnet.
  • Al término de esta fascinante excursión, volvemos a Åndalsnes en autobús, admirando el paisaje desde otra perspectiva.