EMOCIONANTE VIAJE POR LOS ALREDEDORES DE ABURATSU

  • Puerto

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Visita turística, Compras, Comida no incluida

  • Precio

    Adultos

    USD119.0

  • Horas de duración

    7

  • Código excursión

    02O2

Descripción

Una excursión interesante para descubrir todas las maravillas de Aburatsu y alrededores, entre historia, naturaleza y cultura: desde las fascinantes sugerencias de un castillo inmerso en la densa vegetación, con su conjunto de históricas residencias samurais, a las maravillas de la isla de Aoshima para finalizar con un parque encantador a orillas del mar y un espectacular santuario en una gruta asomada al mar sobre un acantilado evocador.



Lo que vamos a ver
  • Las fascinantes ruinas del castillo de Obi
  • La encantadora isla de Aoshima
  • Sugerentes formaciones rocosas en la costa de la isla
  • Santuario Aoshima-jinja
  • Parque Sun Messe Nichinan: replicas de estatuas Moai
  • Santuario shintoista Udo-jingū en una gruta asomada al mar


Lo que haremos
  • El primer destino de nuestra excursión son las ruinas del castillo de Obi, que datan del siglo XIV, que suscitan todavía hoy fascinantes sugerencias entre murallas cubiertas de musgo, restos del foso y de las residencias de los samurais que lo rodeaban. Atravesamos la gran portada de acceso y paseamos por el encantador recinto, donde abunda una vegetación frondosa y numerosos árboles de cedro de increíbles dimensiones.
  • Atravesando el puente que lo une a tierra firme, llegamos después a la pequeña y encantadora isla de Aoshima, rodeada por sugerentes formaciones rocosas que se extienden perfectamente paralelas entre ellas, con forma de pequeñas olas llamadas oni no sentaku ita (literalmente "el lavadero del ogro").
  • En el centro de la isla, podemos admirar el santuario Aoshima-jinja, con su arquitectura de un rojo vivo, lugar de culto visitado a menudo por parejas casadas a quien se cree que el santuario puede dar suerte.
  • Nuestra próxima etapa es el evocador parque Sun Messe Nichinan, que ofrece vistas espectaculares del Océano Pacífico, perfecta escenografía por la imponente fila de estatuas Moai de tamaño natural, único caso en el mundo en que se ha permitido su reproducción fuera de la isla de Pascua.
  • Llegamos por último al santuario shintoista Udo-jingū, dedicado al padre del primer mítico emperador de Japón e impresionantemente encastrado dentro de una gruta en uno de los lados de un acantilado que cae a pico sobre el mar.
  • Admiramos las espléndidas vistas circundantes, conformadas a base de rocas y barreras de coral con formas particulares, contra las que chocan las olas del mar, creando escenarios dignos de un plató fotográfico.

Qué hay que saber

Guías de habla hispana disponibles en número limitado. Si no hay guías disponibles que hablen español, la excursión se dirigirá en inglés.